¿Cómo pueden las inmobiliarias sacar provecho de los metaversos?

Todavía estamos al comienzo de esta nueva era, pero ya hay quienes hablan de generar ciudades digitales gemelas de ciudades reales.
La tierra virtual se ha convertido en un elemento clave para aquellos que buscan nuevas oportunidades de valor y crecimiento en el metaverso. Imagen: hustlechronicle.com

«Metaverso» es una de las palabras más de moda en la industria inmobiliaria, aunque en el fondo es un concepto que choca con el mundo físico por ser un mundo virtual.

Los mundos virtuales son nada nuevo y existen desde hace mucho en el sector de los videojuegos, pero la diferencia radica en que el metaverso no busca ser un mundo de fantasía, sino una realidad alternativa.

Ya podríamos decir que existe lo que en otros contextos se llamaría un ‘boom’ inmobiliario, es decir, hay quienes compran espacios y construcciones digitales a precios cada vez más elevados.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by The Sandbox (@thesandboxgame)

Lo que está claro es que la expansión del metaverso puede abrir un abanico casi infinito de posibilidades para las inmobiliarias, al diversificar el mercado y dar más posibilidades a los consumidores:

Aprovechar una ola en auge

Seguirán creándose más inmobiliarias exclusivamente digitales, y conforme las posibilidades de ese mundo virtual mejoren, el precio de estas parcelas ascenderá en consecuencia.

Diversificación del mercado

Siempre será necesaria la venta física, pero la virtual ganará importancia y será una alternativa.

Comisiones

Esta tecnología es un mundo de otro mundo, así que los consumidores podrán comprar joyas, comida o ropa. Las inmobiliarias, como intermediarias y diseñadoras de este metaverso, podrían decidir cobrar una pequeña comisión por utilizar cada uno de estos servicios.

¿Un futuro real?

Todavía estamos al comienzo de esta nueva era, pero ya hay quienes hablan de generar ciudades digitales gemelas de ciudades reales (caso del proyecto Seoul Metaverse para 2023) o construir estadios de fútbol (inició la construcción del primer estadio de la mano del Manchester City, en colaboración con Sony).

La popularidad de los NFT, unida al creciente interés por los entornos electrónicos, contrasta con la limitada cantidad de terrenos en los mundos virtuales dentro del metaverso y hace prever un mantenimiento de los precios altos y unas inversiones altamente interesantes.

Pero, más allá de los proyectos llevados a cabo por grandes grupos económicos u organismos públicos, no se debería perder de vista el hecho de que cualquier inversión privada en el metaverso es una apuesta arriesgada.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by The Sandbox (@thesandboxgame)

Los expertos advierten que se necesitan grandes cantidades de criptomonedas y resulta muy caro diversificar las inversiones en múltiples plataformas, con la esperanza de adivinar cuál de ellas se establecerá como el estándar.

Seguramente si eres fan de la serie Black Mirror o de Matrix, todo esto te habrá sonado familiar. En caso contrario, bienvenido al futuro que nos arrolla.

¿Hay oportunidades de negocio en el metaverso?

Muchas son las empresas que han visto en este mundo virtual una oportunidad de ver crecer su negocio, utilizando para ello los NFT.

El mercado más directo es el del entretenimiento en su concepción más amplia, pero otros como la moda, el turismo, el deporte, el ‘blockchain’ o el de desarrollo de software, entre otros, albergarán grandes opciones de negocio.

Multitud de marcas y empresas han estado atentas y en muchos casos se han querido adelantar a otros posibles escenarios. No obstante, una vez más, esto tampoco es novedad: en 2003 fueron muchas las empresas que buscaron reproducir en Second Life.

Con la tecnología actual, la realidad virtual, los espacios en 3D, el ‘blockchain’, las criptomonedas y, sobre todo, la digitalización exprés fruto de la pandemia, se ha modificado el entorno, haciéndolo óptimo para todo tipo de negocios.

Y el mundo de la inversión inmobiliaria no iba a quedarse atrás. El sector inmobiliario, sobre todo el residencial, demuestra un gran interés en ocupar el espacio virtual, adquiriendo cada vez más propiedades digitales. En 2021, las compraventas en el mundo virtual alcanzaron los US$500 millones, según datos de MetaMetrics Solution.

Por otro lado, un informe de BrandEssence Market Research prevé que el mercado inmobiliario del metaverso crezca a una tasa anual del 31 % entre 2022 y 2028.

Además de la compraventa de parcelas, Metaverse Property también ofrece servicios de arrendamiento, gestión de la propiedad, marketing, desarrollo de proyectos y consultoría. Es decir, brinda al inversor exposición directa a bienes raíces de los metaversos superando las barreras de entrada o de tener un conocimiento del conjunto de habilidades requeridas para ello.

Expandirse en mundos virtuales

La tierra virtual se ha convertido en un elemento clave para aquellos que buscan nuevas oportunidades de valor y crecimiento en el metaverso, lo que ha hecho que un terreno virtual pueda valer entre cientos y millones de dólares. 

En Decentraland, una finca virtual se vendió en noviembre por más de US$2,4 millones. La transacción fue realizada por Tokens.com a través de su subsidiaria Metaverse Group, dedicada al negocio de los inmuebles virtuales.

Las marcas y empresas que quieran desarrollarse y expandirse en los mundos virtuales, necesitan la tierra virtual para construir sus nuevos negocios y reproducir sus tiendas físicas.

Actualmente, las parcelas de tierra virtual en Decentraland alcanzan un precio mínimo de 4,46 ethers (unos US$12.500). Mientras que en The Sandbox, la tierra virtual supera los US$9.000.

Con información de: idealista.com

No está de más leer:

7 edificios y lugares abandonados más impresionantes del mundo

Convierten una furgoneta Peugeot en una minicasa y oficina móvil

El extravagante ático que diseñó Norman Foster para un multimillonario

Suscríbete a nuestro Newsletter