Cómo lidiar con un inquilino moroso: Los trucos para que pague el alquiler

Si no es un retraso ni un olvido y el inquilino no puede o no quiere pagar el alquiler, estás frente a un moroso.
Comunicar al inquilino el retraso o la falta de pago puede solucionar el problema. Foto: Andrea Piacquadio/Pexels

Alquilar un piso a un inquilino moroso es de lo peor que puede ocurrir para un propietario. Hay distintas formas para intentar solucionar este conflicto. En este artículo, te explicamos algunos trucos para echar a un inquilino que no paga su renta.

Truco 1. Comunicar la falta de pago

La primera opción para solucionar cualquier tipo de conflicto es el diálogo. A veces pueden surgir situaciones inesperadas o simplemente olvidos.

Por tanto, comunicar al inquilino el retraso o la falta de pago puede solucionar el problema. Si no se arregla, deja constancia de cara a una futura demanda. Para realizar el aviso, se puede usar un correo electrónico o mensaje de texto, ya que queda reflejado.

Los expertos recomiendan que en el mensaje se especifique la cantidad que el inquilino debe en ese momento, pudiendo incluir, además de las rentas, cualquier otro concepto (agua o luz) que el arrendatario haya dejado de pagar.

“Hay que darle un plazo razonable para su abono (por lo general, 10 días desde la recepción del escrito)”, comenta César García, director de Acounsel Abogados.

Truco 2. Llegar a un acuerdo

Si no es un retraso ni un olvido y el inquilino no puede o no quiere pagar el alquiler, estás frente a un moroso. En este punto, hay que plantearse llegar a un acuerdo para que se ponga al día con las cuotas atrasadas.

Muchas veces, negociar una forma y plazo de pago puede ser mejor que llegar a un desahucio, pues, aunque se acabe recupere la vivienda, el propietario posiblemente no recobre la cantidad adeudada.

Truco 3. Demandar al inquilino

Si el inquilino no acepta un pacto y sigue sin pagar, habrá que presentar la pertinente demanda por impago. Es aconsejable contar con la ayuda de un abogado, pues te informará sobre cómo proceder, te ayudará con los trámites y te explicará sobre qué se debe hacer y qué no.

Una vez presentada la demanda y admitida por el juzgado, el inquilino tendrá un periodo de tiempo para responder. Pueden darse varias situaciones:

— Abandona la vivienda
Paga las deudas
— Se opone a la demanda. 

Lo más frecuente es que el inquilino moroso se oponga a la demanda. Entonces, habrá que ir a juicio.

Truco 4. Ir a juicio

Una vez llegados a juicio, el propietario, tarde o temprano, recuperará su vivienda. Sin embargo, lo más posible es que no recupere la rentas adeudadas por el inquilino moroso, pues lo normal es que se declaren insolventes.

Después, se fijará el lanzamiento, es decir, el momento en el que el propietario recupera la casa.

¿Cómo se puede echar a un inquilino que no paga?

Para echar a un inquilino que no paga, hay que seguir estos pasos:

— Comunicar por al inquilino la cantidad que debe y el plazo para abonarla
— En caso de que se niegue a pagar la deuda, presentar una demanda
— Una vez se admita la demanda, esperar a la fecha del juicio
— Una vez se celebra el juicio, esperar al lanzamiento
— Por último, se echa al inquilino y se recupera la vivienda.

Con información de: idealista.com

No está de más leer:

«Triángulo Hess»: La historia detrás del diminuto triángulo que cumplió 100 años en suelo de Nueva York

3 rascacielos “muy imaginativos” para cambiar el futuro de la arquitectura sostenible

La emblemática casa que desaparece en el entorno desértico de Joshua Tree

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter