Inquilinos: Tips para enfrentar los accidentes en casa y evitar problemas con el propietario

El 26 % piensa que el seguro del hogar de su propietario también le cubre a él, sin embargo, esto no siempre es así.
Foto: Ketut Subiyanto / Pexels

Luko, compañía de seguros 100 % digital en España, realizó un estudio para averiguar el grado de conocimiento y la opinión que tienen los inquilinos sobre los seguros de hogar en viviendas de alquiler.

Pese a que la mitad de los inquilinos encuestados afirmaron contar con un seguro de hogar para su vivienda de alquiler, un 50 % no cuenta con uno.

Estos datos reflejan el desconocimiento que existe entre los inquilinos sobre este tipo de productos, ya que hasta un 18 % de los encuestados ni siquiera sabía que existían.

Además, el 26 % piensa que el seguro del hogar de su propietario también le cubre a él. Sin embargo, esto no siempre es así, y es que existen ciertos desperfectos o accidentes que son responsabilidad del arrendatario de la vivienda y que, por tanto, no soluciona el seguro de hogar contratado por el propietario.

¿Cuáles son los accidentes más típicos?

Hay ciertos despistes y accidentes que pueden ocurrir en el hogar en cualquier momento y que ocasionan desperfectos en la propia infraestructura de la casa, en el mobiliario, o incluso en las casas de los vecinos por accidentes dentro de la vivienda.

Algunos de los supuestos más comunes y que podrían dar lugar a importantes desembolsos económicos en caso de no contar con un seguro para inquilinos son los siguientes:

Robos, hurtos y vandalismo

Una de las coberturas básicas que todo seguro de inquilinos debería incluir es la del contenido, es decir, la de las pertenencias del arrendatario (mobiliario, enseres, joyas, etc.).

Esto es importante porque, en caso de que un ladrón entre en casa y robe alguna de nuestras pertenencias, sería el seguro de inquilinos quien se haría responsable.

Daños por un incendio o explosión

Dejar una sartén encendida también puede dar lugar a cruciales destrozos en el hogar, explosión que dañe el mobiliario de la cocina. Si esto llegase a ocurrir y el arrendatario contase con un seguro para inquilinos, la compañía se encargaría de cubrir los gastos de reparación.

Daños eléctricos

En caso de que una fuerte subida de tensión estropee algún electrodoméstico que haya sido adquirido por el inquilino, como una televisión, será también el seguro de inquilinos quien se encargue de cubrir el desperfecto.

Daños ocasionados por agua

Algo tan sencillo como dejar un grifo abierto podría dar parte, por ejemplo, a goteras en la casa del vecino de abajo.

Puesto que se trata de un descuido del inquilino, si no contase con un seguro, le tocaría pagar de su bolsillo ese desperfecto.

Eso sí, si las goteras fuesen causadas por una avería en las cañerías de la vivienda, corresponde cubrirlo al seguro de hogar del propietario por tratarse de un daño en la propia infraestructura de la vivienda.

Tranquilidad también fuera de casa

Otra de las coberturas son ciertos accidentes que pueden ocurrir también fuera del hogar: si nos atracan por la calle o si causamos algún daño a un tercero en la vía pública (atropellar a alguien en bicicleta, por ejemplo) el seguro de inquilinos cubrirá los daños.

No está de más leer:

Un gigantesco mural transforma y crea comunidad en lo más oscuro de Lima

A la venta por US$150 millones la propiedad residencial más cara de Miami

La “Trabajadora del Año” de una inmobiliaria china resultó ser una robot

Suscríbete a nuestro Newsletter