La movilidad del futuro, entre el trabajo remoto y transportes saludables

El trabajo a distancia seguirá jugando un rol preponderante en la nueva normalidad.
El uso de la bicicleta creció en popularidad, sobre todo en Europa.

El covid-19 sacudió al mundo de una manera imprevista, y las actitudes y comportamientos de las personas continúan evolucionando. El acelerado crecimiento del trabajo hogareño combinado con la reducción de personas viajando en transporte público y la priorización de medios más sostenibles cambiarán el futuro de la movilidad.

La disrupción en la vida cotidiana trajo algunos elementos positivos, como la reducción de la polución, lo que hizo que las personas pudieran observar los beneficios de un ecosistema urbano más sustentable.

El estudio “Mobility Futures”, Kantar, que se basa en las opiniones de más de 9,500 residentes de 13 ciudades del mundo, identificó las tendencias de la movilidad del futuro, al tiempo que explora el impacto de la pandemia en las decisiones de las personas acerca de la manera de transportarse.

El hogar es el centro

Al momento que se realizó el estudio, dos de cada tres personas empleadas estaban trabajando desde casa, y los datos muestran que más de la mitad de esas personas planean seguir de manera remota, al menos a tiempo parcial, luego de la pandemia.

Esto nos indica con claridad que el trabajo a distancia seguirá jugando un rol preponderante en la nueva normalidad, una vez que se levanten todas las restricciones, y que puede generar una reducción de la cantidad de viajes dentro de las ciudades.

Trabajo remoto ahora y en el futuro

Pensando en cómo nos movemos

La pandemia trajo un descenso marcado en la cantidad de viajes dentro de las ciudades —un 30% de caída en viajes al trabajo, escuela o lugares de esparcimiento—. El transporte público fue fuertemente golpeado, con una caída global del 5,6%, y con un menor nivel de satisfacción, por la mayor cantidad de controles, tiempos de espera, etc.

Formas más saludables de moverse, como el uso de la bicicleta, crecieron en popularidad, sobre todo en Europa (+5%).

En contraste con eI crecimiento de movilidad saludable, creció el uso del auto personal, algo que venía cayendo antes de la pandemia. Las medidas de distanciamiento social y las preocupaciones por la salud llevaron a las personas a elegir moverse en solitario en su vehículo (+ 3,8%).

También cayeron otros medios de transporte compartidos, como la modalidad de carsharing, o alquiler de bicicletas (-2,2%). Pensando en viajes futuros, las personas se inclinarían más en más viajes en el propio auto.

Tendencia al localismo

Mobility Futures muestra un cambio hacia el localismo, relacionado con el efecto del mayor trabajo remoto y la preferencia de medios de transporte saludable, como caminar o andar en bicicleta.

La pandemia incrementó el foco en reducir el radio de acción, y moverse con trayectos cortos. Para fomentar esto, las ciudades del futuro deberían modificar la infraestructura urbana, para evitar que se beneficie el transporte en auto, y proveer a los ciudadanos de todo lo que necesitan a menos de 15 minutos de bicicleta de su casa.

Conduciendo el futuro

“La creciente preferencia por el trabajo desde casa y los medios de transporte saludables hacen que el próximo año sea clave para entender el futuro de la movilidad. Las ciudades enfrentan nuevos retos y oportunidades, como la de hacer una transición hacia vehículos eléctricos”, comentó Sebastián Corzo Marketing & Business Development Leader de Kantar Insights division.

No está de más leer:

Smart homes: la oferta inmobiliaria se inclina a lo inteligente

El mundo “phygital”, el lugar donde habita el actual cliente inmobiliario

Diseño interior: el antes y después de un ático y terraza con toque modernista

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter