Los 5 países de la OCDE que dedican más años de salario a comprar una casa

El aumento de alquileres o hipotecas tiene “efectos más profundos” en las familias más jóvenes y de bajos ingresos.
Corea del Sur se ubica entre los países que dedican más años de salario a comprar una casa. Foto: Bundo Kim/Unsplash

Comprar una casa requiere cada vez mayor esfuerzo para los hogares. La evolución de los precios de la vivienda y el incremento de los salarios no han ido a la par en los últimos 20 años en la mayoría de países de la OCDE.

Los ingresos familiares que se necesitan para poder pagar la casa han crecido en más de dos años de salario bruto anual entre 2000 y 2020, según el organismo.

“La reciente evolución del mercado de la vivienda corre el riesgo de reforzar las desigualdades preexistentes”, afirma el organismo en un reciente estudio sobre ‘Fiscalidad de la vivienda en los países de la OCDE’.

Los países de la OCDE que dedican más años a comprar una casa

El país con mayor tasa de esfuerzo para comprar una vivienda son Nueva Zelanda, donde las familias necesitan 18,7 años de renta disponible.

Por su parte, Corea del Sur (16,6), Irlanda (16,1), Luxemburgo (15,8) y Australia (14,4), todos por encima de los 14 años.

Entre los 12 y los 14 años de salario íntegro para poder adquirir la casa aparecen Grecia (13), Holanda (12,9), Francia (12,8) y Suiza (12,6).

Mientras que entre los 10 y los 12 años de tasa de esfuerzo, donde se incluye España y los países ya nombrados anteriormente, se unen Austria (11,9) y Hungría (11,6), por arriba, y Eslovenia (10,6) y Bélgica (10,3), por abajo.

En el lado contrario, los hogares de EE. UU. solo necesitan el equivalente a 4,1 años de salario medio bruto anual disponible para financiar la vivienda.

Por delante de Lituania (6,5) y Finlandia (6,7) o Japón (7,5), que se encuentran entre los países de la OCDE donde las familias pueden comprar una casa en menos tiempo de ahorro.

Consecuencias del aumento de los precios de la vivienda

En este estudio, la OCDE también señaló varias consecuencias del aumento de los precios de la vivienda en términos socioeconómicos, que se pueden resumir en:

— El aumento de alquileres o hipotecas tiene “efectos más profundos” en las familias más jóvenes y de bajos ingresos.

— Los costes más altos de la vivienda hacen que a las familias más pobres les resulte imposible invertir en el mantenimiento de la vivienda o buscar una vivienda mejor para vivir

Aumento de los desequilibrios socioeconómicos. “El aumento de los precios de la vivienda es una gran oportunidad para acumular riqueza, ya que los propietarios se benefician de importantes retornos de inversión”.

— Sobre la inversión, muchas veces las casas sirven como garantía. Por otro lado, el aumento de los precios “representan una barrera mayor para la propiedad de nuevos compradores (jóvenes y las familias de bajos ingresos)”.

— Segregación espacial. El crecimiento del precio de la vivienda restringe la capacidad de las familias de bajos ingresos para vivir cerca de donde trabajan.

— También afecta a la capacidad de las familias para trasladarse a zonas que ofrecen mejores oportunidades de empleo y educación o acceso a servicios públicos de mayor calidad, concluye.

Con información de: idealista.com

Aquí puedes leer el informe completo: Housing Taxation in OECD Countries.

No está de más leer:

Guía con 5 consejos si no sabes cómo elegir el tamaño adecuado de una cama

Opinión | Oportunidades en el desarrollo de vivienda vertical y su influencia

Las 6 mejores ciudades para vivir con US$1.000 o menos

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter