Las 6 claves que te servirán si vas a poner en alquiler una casa

En el anuncio debes volcar toda la información relevante de la casa y no dejar espacio a dudas.
Foto: Pexels

Tener una vivienda vacía es una oportunidad perdida. Hay que pagar gastos e impuestos, aunque no se use. En cambio, alquilar te permite sacar rentabilidad al inmueble, obteniendo de él unos ingresos mientras se revaloriza.

Si es la primera vez que vas a alquilar tu casa, puede que no sepas qué debes hacer, es lo normal. En este artículo te explicamos los pasos para alquilar una casa.

Pasos a seguir para alquilar tu casa:

1. Documentación

Una vez has tomado la decisión de sacar tu vivienda al mercado del alquiler, debes asegurarte de poseer todos los documentos que exige la ley para poder efectuar el arrendamiento de la casa.

Antes de poner el anuncio de tu vivienda, es aconsejable que prepares todos estos documentos para evitar demoras y posibles problemas de cara al arrendamiento.

Para poder alquilar tu vivienda puedes que necesites:

Título de propiedad

Necesitas un documento para certificar que la casa que alquilas te pertenece. No hay un solo documento que lo confirme, sino que puedes declarar tu titularidad con varios.

Facturas de servicios

Para alquilar una vivienda, los servicios deben estar al día. Es muy importante que le entregues al inquilino la información o una copia de las facturas de los servicios (agua, luz, etc.), ya que permitirá saber las fechas en que llegan los recibos y cómo pagarlos.

Respaldo de habitabilidad

No es muy común en Guatemala, pero si pudieras tener un documento que certifique la habitabilidad del inmueble sería genial. Este documento, que puede ser otorgado por un arquitecto, asegura que tu vivienda en alquiler cumple todas las condiciones técnicas de habitabilidad necesarias para que tu inquilino lo habite.

2. Poner el anuncio

Una vez se ha reunido toda la información y documentación, es la hora de poner en marcha el anuncio. Puedes hacerlo tú mismo, o dejar la gestión a una agencia inmobiliaria, depende de lo que prefieras.

Los anuncios, cuanto más información contengan, mejores resultados. En él, debes volcar toda la información relevante de la casa y no dejar espacio a dudas para evitar pérdidas de tiempo.

En el anuncio debe aparecer, preferiblemente:

Características de la vivienda

El anuncio debe incluir información sobre la superficie habitable, el número de habitaciones, los baños, las terrazas, si tiene jardín, zonas comunes, piscina, trastero, garaje, orientación, etc. Los inquilinos valorarán alquilar tu piso en función a esta información. Es muy importante que no te dejes nada.

Ubicación

Hay que señalar la ubicación exacta del inmueble (calle, número, etc.). Añadir y mostrar algunos servicios de la zona puede provocar que se fijen más en el anuncio. Por ejemplo, puedes indicar si hay colegios cerca, el transporte, etc.

Fotografías y vídeos

Para sacar partido a tu vivienda anunciada lo más eficaz son unas buenas fotografías. Hay muchas casas que por no contar con imágenes de calidad pasan desapercibidas. Puedes hacerlas tú mismo o puedes contratar un profesional.

Precio del alquiler

Es indispensable señalar cuánto hay que pagar por el inmueble en alquiler.

3. Selección de inquilino

Has tenido suerte y la casa despertó interés. Tienes varias solicitudes. Ahora, ¿a quién escoger? Casi el 99 % de un alquiler exitoso corresponde a seleccionar a un buen inquilino.

Lo mejor es solicitar información al posible arrendatario. En este artículo, te ampliamos la información.

4. Contrato

Ya has escogido inquilino y llega el momento de redactar el contrato. Este es también uno de los puntos decisivos del arrendamiento. Debe quedar todo bien reflejado para ofrecer las mejores garantías.

En el contrato, es importante recopilar toda la información posible. Esto es lo que podría aparecer:

— Duración del contrato de arrendamiento y cuándo empieza.

— Quién se hará cargo de los gastos y suministros.

— Fianza.

— Cantidad de las mensualidades y maneras de pago.

— Quién paga las reparaciones.

— Inventario del mobiliario (es conveniente tomar fotografías del estado del inmueble de cara a la devolución del mismo, por si surgen problemas).

5. Fianza

La fianza que hay que pedir al inquilino es de mínimo un mes. Si ya has firmado el contrato y obtenido fianza, tendrás que depositar la cantidad y guardarla. Te servirá para futuras reparaciones o quizás tendrás que devolver un porcentaje al inquilino al finalizar el contrato.

6. Entrega de llaves

Por último, hay que destacar que se deben entregar todos los juegos de llaves de la vivienda al inquilino, no solo uno. Durante el tiempo que dure el contrato de alquiler, el propietario no puede tener ninguna llave de la casa arrendada.

No está de más leer:

San Isidro 2021: Por iniciar la construcción de la torre 3 de apartamentos

Eleek Atom, la moto eléctrica que ayuda a las fuerzas militares de Ucrania

Granat recibe placa oficial de certificación LEED

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter