Linesight: 2023 traerá alivio en los insumos de la construcción en EE. UU.

La consultora dice que una razón clave para los precios que han caído es el aumento de las tasas de interés.
En los últimos dos años, la industria mundial de la construcción ha estado a merced de cadenas de suministro interrumpidas y rotas. Foto: Pexels

Linesight publicó sus últimos informes de materias primas, que cubren las tendencias y perspectivas de los precios y el suministro de materiales de construcción para 24 países de todo el mundo, entre ellos los EE. UU.

El análisis de Linesight señaló que los altos precios mundiales de la energía, el aumento de las tasas de interés, la escasez de mano de obra, el combustible y los costos de flete probablemente retrasarán la reducción palpable de los precios de las materias primas hasta principios de 2023.

Patrick Ryan, vicepresidente ejecutivo para las Américas de Linesight, indicó que durante los últimos dos años, la industria mundial de la construcción ha estado a merced de cadenas de suministro interrumpidas y rotas que han hecho que el material crítico sea escaso y han causado algunos aumentos significativos en el costo de la construcción.

«La buena noticia es que muchos de estos materiales ahora están más fácilmente disponibles, lo que está causando que los precios de los materiales se estabilicen. Pero aún no estamos fuera de peligro debido a los altos costos de energía, la escasez de mano de obra y las tarifas que están moderando la disponibilidad de materiales y evitando que el costo de la construcción disminuya», dijo.

¿Qué está pasando en los EE. UU.?

La consultora de construcción Linesight publicó nuevos datos (más adelante podrás ver el informe completo) que muestran que la estabilidad puede estar volviendo al costo de los materiales de construcción en los EE. UU.

A las buenas noticias, se suma el Índice de Costos de Ingeniería y Construcción de IHS Markit, que pronostica una tasa de desaceleración de la inflación de los insumos de construcción en los próximos seis meses.

La inflación de la construcción tiene mucho impulso respaldado por la disfunción de la cadena de suministro, los aumentos de los costos de energía y mano de obra.

El índice IHS Markit, un indicador adelantado que mide la inflación salarial y de materiales para el sector de ingeniería, adquisiciones y construcción, cayó a 76.7 en junio desde 79.1 en mayo.

La lectura de junio todavía está muy por encima de la marca de equilibrio de 50, lo que indica un aumento de los precios. El índice de mano de obra de subcontratistas subió 3,3 puntos a 89,1 desde 85,8, mientras que el subíndice de costos de materiales y equipos cayó 4,8 puntos a 71,4.

Los subíndices para los precios de los metales disminuyeron aún más en junio con disminuciones en el acero estructural (a 58,3), la tubería de acero al carbono (a 62,5), la tubería de acero aleado (a 62,5) y el alambre y cable a base de cobre (a 66.7).

Los costos de envío aumentaron por 22° mes consecutivo, aunque los encuestados indicaron que los aumentos de precios fueron menos generalizados.

El índice de rutas de Europa a EE. UU. cayó de 81.8 a 72.7, mientras que el índice de rutas de Asia a EE. UU. disminuyó de 72.7 a 68.2.

El subíndice de costos laborales actuales de los subcontratistas llegó a 89.1 en junio, otro aumento mensual desde el 85.8 de mayo. Las respuestas de la encuesta mostraron que los costos laborales continuaron aumentando en todas las regiones de los EE. UU. y Canadá.

Los hallazgos de Linesight

Entre los hallazgos clave en el informe de Linesight está:

— Los precios promedio de la madera cayeron bruscamente a principios del verano y se espera que caigan un 12 % para el tercer trimestre a medida que disminuya la demanda del sector residencial.

— Los precios más altos de la energía, incluidos los precios del petróleo, han elevado el costo de producción de asfalto en el último año, con un salto del 24,8 % en el segundo trimestre. Se espera que la disminución de la demanda interna amortigüe los precios para el primer trimestre de 2023.

— El costo del cobre cayó 12,8 % como resultado indirecto del aumento de las tasas de interés.

— Los precios del combustible diésel siguen siendo altos, pero han caído un 8,5 % en el último trimestre después de un importante aumento en 2021. Los precios del petróleo crudo se dispararon más allá de los US$100 por barril en el estallido del conflicto entre Rusia y Ucrania.

Linesight dice que una razón clave para los precios que han caído es el aumento de las tasas de interés en EE. UU., lo que reduce el número de proyectos con luz verde.

El cobre y el acero, cuyos precios se dispararon en los últimos años, parecen estar disminuyendo a medida que cae la demanda. Una serie de factores geopolíticos causaron que los precios del asfalto y los ladrillos aumentaran en el 2T.

Sin embargo, Linesight espera que esos precios caigan a finales de este año a medida que la demanda se contraiga.

«Ciertos productos básicos, como la madera, reflejan cambios casi de inmediato, mientras que otros tardan uno o dos trimestres en darse cuenta«, dice Ryan.

«Es razonable suponer que para el cuarto trimestre de este año, veremos una tendencia a la baja en muchos costos de productos básicos», agrega el vicepresidente ejecutivo para las Américas de Linesight.

 

No está de más leer:

Anuncian producción en México de auto eléctrico boliviano

Sotheby’s saca a subasta online una isla privada en Bahamas

Las icónicas casetas «vintage» que cambiaron las playas de Miami

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter