Los 10 hoteles antiguos con los mejores interiores del mundo

Hay algo nostálgico en un complejo turístico o un hostal que lleva tantos años abierto.
Si bien no está en el listado de los 10 hoteles, merecía una mención (aunque sea en fotografía) honorífica, el Ritz París. Foto: Ritz Paris

Los hoteles antiguos nos llenan de curiosidad a casi todos. A la mayoría de los viajeros les gusta alojarse en lugares cargados de historia. Hay algo nostálgico en un complejo turístico o un hostal que lleva tantos años abierto. Esa es la idea de alojarse en un sitio que ha sido testigo de todo: los hoteles centenarios han acogido a los nombres más reconocidos del mundo, como dignatarios, artistas y estrellas de cine.

10. San Ysidro Ranch (Montecito, California)

Foto: Ivana Milenkovic/San Ysidro Ranch

La historia de este hotel lujoso hace que la propiedad sea mucho más que un simple lugar para dormir. El Rancho San Ysidro, antiguamente una granja de cítricos que se remonta a los primeros días de Santa Bárbara, ha funcionado como complejo turístico desde 1893.

Puede que cambiara bastante a lo largo del siglo siguiente, pero cada uno de los interiores llenos de antigüedades de las cabañas sirve como sutil recordatorio de que se remonta a años atrás. Algunas de las adiciones contemporáneas a este encantador sitio incluyen una alberca climatizada, un bar en la alberca, un spa, acceso a 27 kilómetros de rutas de senderismo y dos conceptos de restauración.

9. Mohonk Mountain House (New Paltz, Nueva York)

Foto: Ken Hayden/Mohonk Mountain House

Mohonk Mountain House lo fundó Albert Smiley en 1869. La antigua posada de 10 habitaciones del Valle del Hudson lo gestiona la misma familia, aunque ahora es mucho más que una pequeña posada en el norte de Nueva York.

Poco después de cambiar de propietario, la posada se sometió a una renovación de un año de duración que no solo restauró los elementos arquitectónicos que necesitaban algo de atención, sino que también añadió espacio suficiente para hasta 40 huéspedes.

Desde que el patriarca Smiley firmó la escritura a finales del siglo XIX, la Mohonk Mountain House se transformó en un enorme hotel a orillas del lago con 259 habitaciones. Aunque ha crecido considerablemente, bastantes de las habitaciones originales, incluido el comedor de 1893, siguen ahí.

8. The Dorchester (Londres)

Cortesía: The Dorchester

Inglaterra es famosa por su colección de impresionantes residencias históricas, tanto en el campo como en el corazón de Londres, y el Dorchester no es una excepción.

Hoy en día, la icónica estructura de Mayfair es un hotel de lujo, pero en 1792, cuando se construyó para el conde de Dorchester, Joseph Damer, era una casa privada. Sin embargo, en 1853, el famoso coleccionista de arte Robert Holford derribó la casa solariega del conde y la sustituyó por una residencia de estilo palaciego italiano, pero se mantuvo el nombre original: The Dorchester.

Casi un siglo después, el 20 de abril de 1931, sir Robert McAlpine inauguró The Dorchester, un lujoso hotel, el primero se construyó con cemento reforzado, lo que garantizaba su perdurabilidad. Y después de obtener la categoría de Grado II en 1981, The Dorchester (llamado cariñosamente The Dorch por los lugareños) y su legado perdurarán sin duda durante tanto tiempo como sir Robert McAlpine pretendía.

7. El DeBruce (Livingston Manor, Nueva York)

Foto: Lawrence Braun/The DeBruce

Catskills es uno de esos lugares escarpados y tranquilos que han sido un destino codiciado, especialmente por su cercanía a la ciudad de Nueva York.

En la época en que esta extensa región era uno de los destinos más populares de EE. UU. (durante gran parte del siglo XIX y hasta mediados del siglo XX), solo en el valle de Willowemoc había 20 hoteles y pensiones. Sin embargo, ahora solo se conserva un local del siglo XIX que sigue recibiendo visitantes: The DeBruce, antes The Maple, St. Brendan’s, The Willowemoc, The Ararat y, más recientemente, The Debruce Country Inn.

Con 12 habitaciones repartidas en tres niveles, el DeBruce captura el carisma del pasado a la vez que aprovecha la sensación del paisaje actual. El tiempo puede pasar, pero el valle de Willowemoc, el río y las montañas que lo rodean nunca envejecen.

6. Palacio Gritti (Venecia)

Cortesía: Gritti Palace

El Palacio Gritti se inauguró como hotel en 1895, ocupa un lugar destacado en el borde del Gran Canal de Venecia desde que se levantó a finales del siglo XV. Es uno de los pocos palacios que se conservan y que aún irradian una sensación de auténtica realeza.

Lo adquirió en 1525 el duque de Venecia, Andrea Gritti. El palacio, con sus suntuosos interiores y sus accesorios originales de cristal de Murano, es tan palaciego hoy como lo era cuando los embajadores del Vaticano en Venecia lo llamaban «hogar» hace varios siglos.

Desde la arquitectura original de color terracota hasta los amplios interiores que sirven de glamoroso homenaje al esplendor maximalista, el Palacio Gritti ha perdurado como pocos hoteles venecianos.

Aunque todos los espacios, ya sea el elegante y cambiante comedor o la biblioteca de color rojo sangre, son exquisitos por derecho propio, las suites Patron Canal son quizás las habitaciones más llamativas del hotel. Bautizadas con el nombre de importantes mecenas de las artes, como John Ruskin y Angelo Donghia, así como de la Punta della Dogana, estas suites de techo alto con vistas al canal más ancho de la ciudad son obras maestras del diseño interior y la arquitectura.

5. The Blackstone (Chicago)

Cortesía: The Blackstone

Como muchos de los hoteles más antiguos del mundo, el Blackstone de Chicago comenzó como una residencia privada. Se construyó a finales del siglo XIX para su homónimo, Timothy Blackstone, presidente de Union Stock Yards y del Chicago & Alton Railroad. Sin embargo, falleció poco después de mudarse, y su esposa vendió la mansión familiar.

Los compradores, los hoteleros John y Tracy Drake, contrataron a los afamados arquitectos de Chicago Marshall & Fox para que demolieran la casa y construyeran un nuevo hotel inspirado en los monumentos de París. Y en abril de 1910, The Blackstone abrió sus puertas, con el cantante de ópera Enrico Caruso bautizando el nuevo hotel con una canción.

En sus décadas como uno de los hoteles más frecuentados de la ciudad, The Blackstone ha albergado bastantes eventos legendarios, como el de Eisenhower viendo su nombramiento como presidente en la ‘Suite de los Presidentes’ y el de los duques de Windsor reservando una suite de invitados.

4. Post House Inn (Mount Pleasant, Carolina del Sur)

Kirk Robert / Post House Inn

Situado en una de las comunidades costeras más antiguas de Mount Pleasant, Carolina del Sur, el Post House Inn, de tres pisos y siete habitaciones, ha sido un apreciado centro social para los lugareños desde su creación en 1896.

Después de que el filántropo y constructor local, el capitán Samuel Guilds, compró el edificio en 1915, fue un centro urbano informativo, una ferretería e incluso una pequeña academia. No se convirtió en la querida posada que es hoy en día hasta que los descendientes del Capitán Sam transformaron el edificio multifuncional en el Guilds Inn and Supper at Seven, un hotel de seis habitaciones con un restaurante residente.

Como ocurre con tantos hoteles pequeños, el Guilds Inn acabó vendiéndose (varias veces), pero los actuales propietarios, Basic Projects, conservaron tantos detalles originales del siglo XX como les fue posible. Comenzaron su trabajo de renovación en la histórica posada durante el verano de 2018 con una extensa renovación y abrieron la recién restaurada Post House Inn en agosto de 2020.

3. Grand Hotel Tremezzo (Tremezzina, Italia)

Cortesía: Grand Hotel Tremezzo

Desde la orilla oriental del Lago de Como, es difícil pasar por alto la enorme maravilla art nouveau conocida como el Gran Hotel Tremezzoa. El hotel, que se construyó y diseñó para la élite social europea, lleva en pie desde 1910. Y con sus tres albercas, su playa privada junto al lago y su lujoso parque privado, ha proporcionado a los huéspedes muchas razones para volver.

Muchas casas y hoteles de todo el mundo —especialmente en Europa— cuentan con interiores que rinden homenaje a la Belle Époque, una de las épocas de mayor prosperidad económica y artística del continente. De hecho, este periodo, que duró desde 1870 hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial, se considera la Edad de Oro europea, y el Grand Hotel Tremezzo es un brillante ejemplo de las hazañas arquitectónicas de esta época.

2. Chatham Inn (Cape Cod, Massachusetts)

Cortesía: Chatham Inn

Se construyó en 1830 por una pareja inglesa que compró la propiedad poco después de llegar al punto más oriental de Massachusett. Chatham Inn es la posada más antigua que ha funcionado de forma ininterrumpida en Cape Cod.

Durante el siguiente siglo, la posada cambió de manos (y de nombre) cuatro veces, pero no fue hasta 1936 cuando el establecimiento se adaptó a los tiempos que corrían: Carl y Doris Chandler, propietarios de la posada durante casi dos décadas, construyeron el primer restaurante de la casa, que todavía sigue en pie.

En 2019, los esposos Jeff y Kayla Ippoliti, propietarios desde 2014, transformaron lo que ahora es Chatham Inn en un destino culinario dentro de un hotel boutique y se unieron a la prestigiosa asociación Relais & Châteaux.

1. The Lygon Arms (Worcestershire, Reino Unido)

Cortesía: The Lygon Arms

Los Cotswolds ingleses son sin duda una de las regiones más pintorescas del Reino Unido. La zona está repleta de estructuras históricas que no hacen sino aumentar el encanto de la región. Un ejemplo: el Lygon Arms, una posada del siglo XIV que, desde 1377, ha acogido a huéspedes en sus habitaciones.

Aunque en aquel entonces era una modesta posada de carruajes, se ha desarrollado considerablemente a lo largo de los siglos siguientes. Como resultado, el Lygon Arms se ha mantenido como una de las antiguas posadas de mayor importancia histórica de los Cotswolds, pues ha recibido a miembros de la familia real, celebridades y héroes de la Guerra Civil inglesa. Si las paredes de este hotel antiguo pudieran hablar, podemos imaginar que tendrían muchas historias que contar.

Con información de: AD 

No está de más leer:

«Estilo natural», la última tendencia en diseño de interiores

Las «salas de escucha» son la próxima gran novedad en el interiorismo

Diseño de interiores: 5 cambios sencillos para dormir mucho mejor

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter