Melbourne invierte US$50 millones para convertirse en una ciudad verde y sostenible

Invertir en un futuro más verde protegerá el medioambiente, generará empleos limpios y preparará la ciudad para el futuro de las generaciones venideras.
Melbourne ha comprometido más de US$26 millones para proteger parques y jardines. Foto: Felix Haumann/Pexels

La ciudad australiana de Melbourne está invirtiendo más de US$50 millones para combatir el cambio climático y crear una ciudad más ecológica y sostenible.

Una serie de medidas en el proyecto de presupuesto 2022-23 incluyen la creación de nuevos espacios abiertos, la protección de parques, el progreso del proyecto Power Melbourne y la reducción de emisiones.

Preparando la ciudad para el futuro

La alcaldesa Sally Capp dijo que invertir en un futuro más verde para Melbourne protegerá el medioambiente, generará empleos verdes y preparará la ciudad para el futuro de las generaciones venideras.

Dijo que el proyecto de presupuesto también reconoce el importante papel que desempeñan los parques, jardines y espacios abiertos para hacer que Melbourne sea más habitable y mantener el estatus de la ciudad como la «capital de los jardines» de Australia.

“También estamos entregando múltiples proyectos clave de sustentabilidad, porque las decisiones que tomamos hoy brindan un camino vital para avanzar en nuestras metas de cero emisiones netas”, agregó.

Se han comprometido más de US$26 millones para proteger y mantener los parques y jardines de la ciudad, junto con US$1,6 millones adicionales para reemplazar baños públicos y US$2 millones para mejorar un campo de deportes en Fawkner Park.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Helena Klapas (@helena.klapas)

Melbourne también gastará US$17,5 millones el próximo año para asegurar nuevos espacios abiertos en toda la ciudad. El enfoque principal estará en asegurar espacios abiertos en el suburbio más densamente poblado de la ciudad, Southbank. Son US$25 millones comprometidos durante los próximos cuatro años.

También se crearán 2.000 metros cuadrados adicionales de espacio abierto en el norte de Melbourne, del tamaño de dos piscinas olímpicas.

El ayuntamiento continuará construyendo sobre su compromiso de combatir el cambio climático y avanzar hacia cero emisiones netas con una inversión de US$650.000 en el proyecto histórico Power Melbourne, que busca producir una red de baterías a escala de vecindario para suministrar energía renovable a la comunidad.

¿Y en 2023?

El trabajo del próximo año se centrará en comprometerse con la comunidad, así como en diseñar y financiar las primeras baterías en asociación con el sector privado.

También se gastarán más de US$1,2 millones en iniciativas de sostenibilidad y sin gas en instalaciones propiedad del ayuntamiento. El trabajo se centrará en la transición a la electricidad renovable para ayudar a reducir las emisiones.

La cubierta verde de la ciudad será vital en los esfuerzos para mitigar los efectos del cambio climático, con US$1,8 millones para el programa anual de plantación de árboles para entregar 2.400 árboles nuevos en todo el municipio.

El programa se centrará en especies de árboles resistentes al clima, asegurando que el dosel verde de Melbourne pueda sobrevivir mejor a la sequía y al calor y continuar refrescando la ciudad.

Construyendo resiliencia

Se llevará a cabo un trabajo significativo para mejorar la recolección de aguas pluviales para ayudar a regar y proteger contra la sequía los parques y jardines de la ciudad.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Ben Hu (@qqben2)

Por primera vez, Melbourne también invertirá US$200.000 para ayudar a prepararse mejor para los desastres naturales, incluidas inundaciones, pandemias y olas de calor, y financiar nuevas soluciones tecnológicas.

Proponemos invertir más de US$44 millones en parques y jardines existentes y nuevos para ayudar a garantizar que la ciudad siga siendo verde y vibrante para las generaciones futuras”, dijo el concejal principal de la cartera ambiental, Rohan Leppert.

Los bosques, parques y jardines urbanos de Melbourne son algunos de nuestros activos más valiosos y una herramienta clave en nuestros esfuerzos para combatir el cambio climático”, SEÑALÓ.

La concejala principal de la cartera de construcción sostenible, Elizabeth Doidge, indicó que la energía más limpia y la construcción sostenible reducen los costos operativos. “Hacen que la infraestructura de la ciudad sea más resistente frente al cambio climático”.

Al convertir nuestros propios edificios a energía renovable, estamos creando una guía clara a seguir para las empresas, el gobierno y la industria. La transición en los ayuntamientos es otro gran paso adelante para reducir las emisiones y lograr el cero neto”, dijo.

No está de más leer:

Las mejores (y peores) ciudades para combinar la vidad personal y laboral

Los tuc tucs eléctricos que ya circulan en San Juan Comalapa

¿La LIP despertará el interés por construir viviendas de hasta Q500 mil?

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter