¿Qué método es el mejor para pagar la remodelación de una casa?

Ese proyecto de remodelación de tu casa, puede brindarte todo el espacio adicional que necesitas. Pero, ¿sabes cómo lo pagarás?

Una encuesta realizada en febrero por LightStream, un prestamista en línea con sede en San Diego (EE. UU.), encontró que el 73% de los propietarios de viviendas de altos ingresos, definidos como aquellos con ingresos familiares de más de US$100 mil, planean usar sus ahorros para pagar proyectos de mejoramiento del hogar.

Mientras que el 32% utilizará tarjetas de crédito. El saldo garantizará un préstamo para mejoras en el hogar. Muchas personas utilizan más de un método para pagar. Pero, ¿cuál es la mejor forma de pagar?

“Si tiene el efectivo, debería considerar pagar de esa forma”, dijo Michael Silver, un planificador financiero certificado en Boca Ratón, Florida. “Aunque puede pedir dinero prestado a tasas de interés muy bajas, la cantidad que se paga para pedir el monto prestado es aún mayor de lo que se acredita en intereses sobre el efectivo”.

El mercado hipotecario estadounidense involucra a algunos actores clave que juegan un papel importante en el proceso. Esto es lo que los inversores deben comprender y los riesgos que corren al invertir en la industria. Telis Demos de WSJ lo explica. Foto: Getty Images / Martin Barraud

Sin embargo, existe además un costo de oportunidad al utilizar los ahorros para pagar las mejoras en el hogar. “Si puede ganar más de los intereses que pagaría por un préstamo, entonces debe mantener ese dinero invertido y financiar el proyecto”, dijo Silver.

Préstamo sin garantía

Los profesionales financieros recomiendan que los propietarios eviten cargar los costos del proyecto en las tarjetas de crédito, a menos que planeen pagar la factura en su totalidad. Usar una tarjeta para obtener millas aéreas u otros premios es excelente, pero las tarjetas de crédito tienen altas tasas de interés, así que evite elevar su saldo.

Otra opción es solicitar un préstamo para mejoras en el hogar sin garantía, que no requiere el uso de su casa como garantía.

“Los préstamos sin garantía son una opción realmente atractiva para los consumidores”, dijo Todd Nelson, vicepresidente senior de asociaciones estratégicas de LightStream. Pero puede que no sea una opción para todos: Nelson agregó que su cliente típico tiene una puntuación FICO de 700.

Muchos propietarios optan por usar sus casas como garantía para financiar una remodelación, y eso es aún más tentador debido al reciente aumento en el valor neto de la vivienda que se puede aprovechar. Los propietarios con hipotecas para pedir prestado mantienen al menos el 20% del valor neto de la vivienda, sus hogares.

La firma de datos y tecnología hipotecaria Black Knight Inc. informó recientemente que, hasta el final del cuarto trimestre de 2020, los precios de las viviendas crecieron a una tasa anual del 10,8%, lo que provocó que el capital social alcanzara los US$7,3 billones, la mayor cantidad jamás registrada.

Eso hace refinanciaciones con retiro de efectivo, cuando la hipoteca existente se cancela y se reemplaza por una más grande, lo que permite al prestatario sacar la diferencia en efectivo, y líneas de crédito con garantía hipotecaria, líneas de crédito garantizadas por una hipoteca, opciones atractivas.

“Si tiene mucho capital, la forma más barata de pedir dinero prestado para una remodelación es refinanciar con retiro de efectivo”, dijo Melissa Cohn, banquera hipotecaria ejecutiva de William Raveis Mortgage en Nueva York.

¿Y un Helco?

Cohn asegura que los bancos generalmente prestan hasta el 75% del valor de una propiedad. Para los propietarios de viviendas con menos del 25% de capital, un Heloc puede ser la única opción. Las tarifas pueden oscilar entre US$3 mily US$4 mil más el costo del título, los impuestos aplicables y las tarifas de registro, dijo.

Añadió que las refinanciaciones pueden tardar más de dos meses en cerrarse, lo que las hace inadecuadas para reparaciones de emergencia.

Efectivo, tarjetas de crédito, préstamos: no todas las opciones de financiamiento son iguales. Foto: Edar / Pixabay

Para los dueños de viviendas que refinanciaron recientemente o que están contentos con la tasa de interés actual de su hipoteca, un Heloc es una buena solución

Cohn señala, en ese sentido, que tienden a tener tasas más altas que las refinanciaciones, basadas en un porcentaje por encima de la tasa preferencial, y que pueden obtenerse con tarifas muy bajas o nulas. Como un refinanciamiento, Helocs requiere una tasación. Las tarifas varían y fluctúan.

Bank of America, por ejemplo, ofrece actualmente una tasa introductoria del 2,49% durante los primeros seis meses del plazo del préstamo, después de lo cual vuelve a la tasa contratada fijada a una tasa preferencial. La oferta introductoria es para nuevas solicitudes hasta el 31 de julio. Se tarda unos 30 días desde la solicitud hasta el cierre, según una portavoz del banco.

¿Qué se debe tomar en consideración?

Aquí hay algunas cosas que debe considerar si estás planeando un proyecto de mejoras para el hogar:

Determine el horizonte de tiempo

Al decidir los tipos de préstamos disponibles para un proyecto de remodelación en el hogar, ten en cuenta cuánto tiempo planeas permanecer en el hogar.

Si buscas una solución a corto plazo (el reemplazo de un techo antes de poner una casa en venta, por ejemplo) y planeas pagar el préstamo rápidamente, un Heloc es una buena opción debido a su flexibilidad.

Pero las tasas de interés fluctúan, por lo que si buscas financiamiento a más largo plazo, opta por el refinanciamiento. “Es más prudente pedir prestado al 3% y no tener que preocuparse por el ajuste de la tasa”, aconseja Cohn.

Buscar

Si bien los Helocs ofrecen ventajas, la principal es que no hay tarifas iniciales, la cantidad de prestamistas que ofrecen estos préstamos disminuyó.

Wells Fargo, por ejemplo, suspendió la creación de nuevos Helocs a fines de abril de 2020 y actualmente no ofrece este producto. Por lo tanto, la refinanciación puede ser tu única opción.

Considere alternativas para tu remodelación

Cohn insiste que, para una remodelación importante, un préstamo de construcción podría ser una buena solución. Con este tipo de préstamo, un banco prestará hasta el 80% del valor futuro de su vivienda, es decir, el valor una vez finalizada la obra, dijo.

Silver, el planificador financiero, dijo que muchos de sus clientes optan por líneas de crédito de inversión, donde utilizan sus inversiones como garantía. “Es muy fácil, muy flexible y las tarifas se basan en el tamaño de la cuenta”, dijo. “Casi todos los custodios que mantienen sus valores tienen algún tipo de opción”. Las tasas actuales oscilan entre el 1,36% y el 3,75%, dijo.

Con licencia de nuestro socio WSJ.

Este artículo fue traducido del inglés por Noris Argotte.

También puedes leer otro artículo de WSJ:

Los arrendamientos de oficinas vienen en gran medida con tarifas de ganga

Suscríbete a nuestro Newsletter