Así es el montaje de una casa prefabricada en solo 10 horas

La pandemia del coronavirus ha sido un revulsivo para el sector de las casas prefabricadas.
La vivienda quedó montada en una parcela de una zona residencial en el municipio de Las Rozas, Madrid.

El estudio de Arquitectura A-cero, fundado por el reconocido arquitecto Joaquín Torres, realizó un montaje, en tan solo 10 horas, de una de vivienda prefabricada, donde predomina el diseño personalizado, la exclusividad y la calidad.

El proceso comenzó a las 9:00 horas, cuando se descargó e instaló el primer módulo, hasta las 19:00 horas, momento en que la vivienda quedó montada en una parcela de una zona residencial en Las Rozas, a las afueras de Madrid.

Han faltado solo un par de semanas más de trabajos in situ para llevar a cabo remates y el tiempo necesario para que los nuevos dueños tuvieran tiempo para acondicionar el jardín y decorar el interior de la casa para estar habitable.

El estudio, para estos casos, utiliza el método A-cero Tech, que aplica procedimientos de estandarización, modularidad, tecnología, control de calidad y tiempos que se aplican en industrias como la automotriz, con producción en cadena.

En el proceso también se logra un respeto medioambiental. Sobre todo con el entorno al tratarse de unos pocos días de molestias acústicas y de otra índole en el solar.

Estructura mixta metálica – hormigón

La estructura está fabricada en forjados de hormigón de piso y de vigas metálicas de acero. Asimismo, losa de hormigón con chapa colaborante.

La vivienda es prefabricada de tipo modular (la vivienda se divide en módulos), no en piezas o paneles.

Esta vivienda corresponde a un modelo exclusivo, hecho a medida para el cliente. Consta el proyecto de 180 m² construidos de vivienda, con cuatro dormitorios en suite, el principal con un gran vestidor, cocina independiente, aseo de cortesía y un gran salón–comedor.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Joaquin Torres (@acerojoaquintorres)

Además, en este caso se aprovechó la cimentación para dotar el sótano de un espacio de garaje, bodega, instalaciones, que suman unos 150 m².

El mercado de las viviendas prefabricadas crece de manera imparable. Se coloca cada vez como una opción de construcción, cada vez más alejada de prejuicios. El estudio de Arquitectura A-cero apostó por este sistema constructivo desde hace 12 años con su sección A-cero Tech.

Así es una casa prefabricada del reconocido arquitecto español Joaquín Torres. Foto: El Economista

Con información de: Idealista / News, El Economista

También puedes leer en República Inmobiliaria:

La arquitectura estudia vías de convivencia futura en la Bienal de Venecia

“Buscamos que la vivienda a precios accesibles suceda en los centros urbanos”: José Solares

Alza de precios de la madera pesa sobre construcción de casas en EE. UU.