¿Es Netflix la razón por la que los «millennials» no pueden pagar una casa?

Las ideas generacionales erróneas no son nada nuevo: La idea de que los jóvenes no trabajan tanto se remonta a la antigua Grecia.
Foto: Unplash

Un estudio reciente del Instituto de Políticas y el Instituto de Gerontología del King’s College de Londres dice que la mitad de los británicos cree que los jóvenes no pueden costear comprar una casa porque gastan demasiado en Netflix, café y viajes.

El 48 % del público entrevistado piensa que las principales razones por las que los adultos jóvenes de hoy en día no pueden permitirse comprar su propia casa es que gastan demasiado de sus ingresos en cosas como:

— Café y comida para llevar

— Teléfonos móviles

— Servicios de suscripción como Netflix

— Vacaciones en el extranjero.

En realidad, estos son factores menores dados los enormes aumentos en los precios de la vivienda y los depósitos requeridos, mientras que los salarios se han estancado. 

Como demostrado un informe de Resolution Foundation, la relación típica entre el precio y las ganancias de una vivienda para compradores primerizos casi se ha duplicado desde la década de 1990, y el depósito promedio para compradores primerizos se ha triplicado del 5 % del valor de la propiedad en 1989 al 15 % en 2019. 

La investigación, llamada «Vivienda, trabajo duro e identidad: experiencias y actitudes generacionales» también encuentra que los adultos jóvenes son más propensos a compartir la idea de que gastar en tales artículos y servicios es una razón clave por la que no logran acceder a la vivienda.

Por ejemplo, el 48 % de los millennials británicos está de acuerdo con esta opinión, en comparación con el 33 % que no está de acuerdo, y existe una división similar entre los miembros de la generación Z (43 % frente a 33 %).

Pero al mismo tiempo, existe un alto nivel de reconocimiento entre el público de que los factores económicos también impiden que los jóvenes compren una casa.

El 76 % está de acuerdo en las principales razones por las que los adultos jóvenes de hoy no pueden permitirse comprar una propia casa, son cosas como el aumento de los precios de la vivienda, normas de préstamo más estrictas y bajo crecimiento de los salarios. Es decir, lejos queda el argumento de la compra de un café o el pago de la suscripción de Netflix.

Los jóvenes de hoy no trabajan tan duro

Gran parte del público que participó en la investigación del King’s College de Londres piensa que los adultos jóvenes no hacen el esfuerzo necesario para ahorrar para una casa.

Las respuestas que dieron, dejan ver que, los jóvenes son «más vagos que las personas mayores», así como «más vagos» de lo que ellos eran en su juventud.

El público tiene tres veces más probabilidades de decir que los trabajadores más jóvenes son menos (46 %), en lugar de más (15 %), motivados y trabajadores que los trabajadores mayores. Esta es la opinión más común entre todas las generaciones encuestadas, excepto la generación Z. El 42 % dice que los trabajadores más jóvenes están más motivados, en comparación con el 28 % que dice menos.

Sin embargo, cuando las personas mayores recuerdan cuando eran jóvenes, es menos probable que vean a los trabajadores más jóvenes como perezosos.

El 29 % de los mayores de 30 años dice que, cuando comenzaron sus carreras, los empleados más jóvenes estaban menos motivados y trabajaban menos que los empleados mayores. Y el 46 % del público en general que piensa lo mismo sobre los trabajadores más jóvenes en la actualidad.

Por supuesto, las ideas generacionales erróneas no son nada nuevo. La idea de que los jóvenes no trabajan tanto se remonta a la antigua Grecia.

«A los jóvenes de hoy les encanta el lujo. Tienen malos modales, desprecio por la autoridad, faltan al respeto a los mayores y les encanta el chisme en lugar de hacer algo».

Este sentimiento, resumido en las anteriores palabras, se atribuye frecuentemente a Sócrates, y si bien, tiene más de mil años, el 51 % del público británico al que preguntó King’s College de Londres, está de acuerdo con el famoso filósofo.

Los cafés elegantes y Netflix, no tiene sentido

Naturalmente, en Internet hubo opiniones sobre las conclusiones de los investigadores.

— «Es cierto. Los millennials están a solo US$ 19,99 al mes de poder pagar la hipoteca de una casa de un millón de dólares que los Boomers compraron por un chicle y un par de paquetes de cerillas», tuiteó @StephenPunwasi.

— «Tendrías que cancelar Netflix durante 2.300 años para ahorrar lo suficiente para pagar el precio medio de la vivienda en EE. UU.», tuiteó @femmissgeek

Incluso los propios investigadores expresaron su frustración con la narrativa.

«La sugerencia de que los enormes retos a los que se enfrentan los jóvenes a la hora de comprar su propia casa pueden resolverse dejando de lado los cafés elegantes y Netflix, no tiene sentido. Pero la mitad del público lo sigue creyendo», dijo Bobby Duffy, director del Policy Institute del King’s College.

En un artículo que aborda las conclusiones del estudio de King’s College de Londres, Allison Morrow, editora sénior y escritor principal de CNN Business, señala que la incapacidad de los millennials para poder pagar una vivienda no tiene nada que ver con una suscripción de Netflix o comprar café.

«Permítanme repasar brevemente algunos de los verdaderos obstáculos para ser propietario de una vivienda entre las personas nacidas entre 1981 y 1996», expresa. A continuación, añade:

No lo podemos pagar

«El valor medio de la vivienda en 1980 era de US$47.200, o US$167.000 ajustado al valor actual del dólar. El precio medio de una vivienda unifamiliar en el primer trimestre de 2022 era más de dos veces y media superior, de unos impactantes US$428.700«.

Nos graduamos en un infierno financiero y económico

«¿Alguien se acuerda de la generación de 2007? Una deuda estudiantil abrumadora. El título universitario que todos nuestros mentores prometieron que sería la clave del éxito se ha convertido en un lastre. Millones de graduados que no pueden salir a flote».

Normas de préstamo más estrictas

«Tras la recesión de 2008, los bancos redujeron sus normas de suscripción de créditos e hicieron que el 20 % de pago inicial fuera la norma. Para una casa de valor medio hoy en día, eso supone un pago inicial de US$86.000. Muero de risa».

Millennial lideran inversión

Pese a las dificultades que puedan llegar a tener los millennials para tener una casa, muchos de ellos sí quieren tener una casa. En México, en 2020 y 2021, la escena inmobiliaria dio un giro de 180° al recibir a un nuevo sector interesado en invertir: los jóvenes.

De acuerdo con un análisis de Yim Kimil, son diversos los factores los que están atrayendo a este nuevo segmento. El principal, quizás: El encontrar oportunidades de realizar una inversión en tierra a un precio muy accesible.

Asimismo, un análisis de la plataforma inmobiliaria La Haus, reveló que en el último año, 40 % de los inversionistas inmobiliarios mexicanos fueron personas jóvenes de entre 26 y 30 años.

El documento también señala que otro motivo por el cual este segmento de la población está volteando a ver al mercado inmobiliario, ha sido:

— La innovación en cuanto a la digitalización de procesos de búsqueda y compra

— La baja tasa de interés

— La ubicación

— Las nuevas modalidades de inversión.

La Haus explica que la pandemia cambió la percepción de la vida cotidiana, por lo que los millennials, según sus análisis, prefieren aquellos desarrollos que además de ofrecer un buen precio, cuenten con amenidades. Hablamos de jardines, terrazas y albercas, ya sea para disfrutar en pareja, familia o con ellos mismos.

Con información de: kcl.ac.uk, cnnespanol.cnn.com, realestatemarket.com.mx

No está de más leer:

10 aspectos en los que debes poner atención al visitar un proyecto inmobiliario

India rompe récord mundial Guinness por colocar 75 km de carretera en cinco días

Uri Levine (Waze): El 1 % de la superficie terrestre está ocupado por autos

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Suscríbete a nuestro Newsletter