La tecnología 3D revoluciona venta de obras de arte para la casa

El uso de esta tecnología supone una inmersión en el espacio, permitiéndonos apreciar la obra de una forma mucho más detallada.
El arte que se produjo en confinamiento está compuesto de piezas más pequeñas, más asequibles y con materiales que se pueden encontrar por casa. Foto: Galería METRO

En el mundo de la decoración de interiores juegan un papel muy importante las obras de arte, en especial arte contemporáneo. Idealista habló con Javier Blanco, director de la galería METRO, sobre una de las últimas innovaciones: las exposiciones en formato 3D para su página web.

Blanco asegura que fue gracias a ver la oferta en Red Collectors que se le ocurrió esta idea. Admite que antes de la pandemia desconocía de la existencia de este formato, pero debido a la situación que se dio el año pasado se vio impulsado a buscar nuevas formas de promover y difundir a sus artistas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Galería Metro (@galeriametro)

Las exposiciones 3D no son solo vídeos o fotos como acostumbrábamos a ver hasta ahora en una web, el uso de esta tecnología supone una inmersión en el espacio, permitiéndonos apreciar la obra de una forma mucho más detallada.

El experto comenta que las visitas en persona a las exposiciones siempre han sido pocas. El hecho de cruzar el umbral de la galería es algo más intimidante que se limita a un público reducido y especializado, principalmente de personas centradas en el mundo del arte que no son siempre compradores.

Con la modalidad electrónica, sin embargo, en la galería METRO consiguió llegar a un rango de personas mucho más amplio. Aparte de eliminar las barreras de tiempo y localización que implica tener una galería física situada en la periferia, según Blanco, el uso de este formato “no da tanto miedo” y puede resultar más cómodo para mucha gente.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Galería Metro (@galeriametro)

Confinados

Respecto a los resultados, admite que gracias a esta actualización se incrementó el número de ventas cerrando tratos con personas que ni siquiera ha llegado a conocer en persona. Algo que hubiera resultado impensable hace unos años.

Blanco explica que el arte que se produjo en este periodo de confinamiento está compuesto de piezas más pequeñas, más asequibles y con materiales que se pueden encontrar por casa.

De ahí surgió la idea de crear la exposición Confinados, la cual se inauguró en mayo del año pasado. En ella, 20 autores exponen un trabajo lleno de vulnerabilidad que refleja lo vivido durante este periodo. El galerista considera que esta crisis influyó bastante en la manera de pensar de sus artistas, dándoles tiempo para frenar y reflexionar creando piezas de una creatividad mucho más madura.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Galería Metro (@galeriametro)

Respecto a cómo evolucionó la difusión del arte, señala que la llegada de las nuevas tecnologías cambió todo por completo. Las redes sociales se han convertido en una herramienta básica de difusión. El uso de invitaciones en papel o llamadas telefónicas han cedido el paso a medios como Instagram o Facebook que abarcan con una velocidad mil veces mayor un gran número de clientes.

Según Javier Blanco, al final la digitalización ayudó a fomentar no solo la compraventa por internet, sino las otras dos ramas principales del mercado: las ferias y el mercado local, compuesto por los clientes que acuden en presencia a las galerías.

Arte en la casa

Sobre el arte dentro de la vivienda explica que él mismo es un gran aficionado a colocar obras dentro de casa.

Es algo muy habitual comprar piezas artísticas para decorar tu hogar y muchas veces no se hace basándose en el nombre del autor o el valor de la obra, sino por la forma en que armoniza la estética del espacio”, señala.

En cuanto a los estilos más populares para la decoración de interiores, sus clientes suelen decantarse más por el abstracto, ya que a la hora de incluirlo en una pared de casa y combinarlo con el resto de los elementos puede resultar menos intimidante.

Respecto a formatos, explica que el más utilizado es sin duda la pintura por encima de la escultura e incluso la fotografía, en conclusión, un cuadro de arte abstracto es lo que mayor tirón suele tener a la hora de decorar nuestra casa.

No está de más leer:

El segundo edificio de madera más alto del mundo con huella de carbono cero

La Torre Azadi cumple 50 años como símbolo de las paradojas de Irán

La Universidad de Kingston gana el premio Stirling de arquitectura

Suscríbete a nuestro Newsletter