Los cuatro pilares de la industria inmobiliaria del futuro, según el WEF

Cerca de 30 directores, ejecutivos y colaboradores de la industria inmobiliaria global participaron en un profundo análisis sobre el sector.
La construcción representa casi el 40% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.. Foto: Hung Duong/Pixabay

Entre abril de 2020 y el mismo mes de 2021, cerca de 30 directores, ejecutivos y colaboradores de la industria inmobiliaria global participaron en un profundo análisis sobre el sector, al que convocó el Foro Económico Mundial (WEF, en inglés). Y las reflexiones y conclusiones se condensaron en el documento “A framework for the future of real estate”.

La gerente comercial de Inmobiliaria FG y académica de la Universidad de los Andes, Isabel Palma, comentó a Radio PAUTA los principales alcances de este estudio, que sirvió como un ejercicio para reinventar la industria.

La posibilidad de repensarse es lo más relevante a mi juicio, porque este sector mueve la no despreciable cifra del 10% del PIB mundial y es un sector tremendamente intensivo en mano de obra”, aseguró.

El informe identifica fallas estructurales en marcos regulatorios, altas emisiones de carbono en los procesos constructivos, grave escasez de vivienda accesible, una adaptación muy lenta de tecnologías, falta de transparencia y baja resiliencia.

Palma detalló que el informe se basa en casos de estudios en los ámbitos de desarrollo urbano, oficinas, industria y logística, retail, vivienda y hospedaje y que para avanzar en la transformación, se identificaron cuatro pilares a considerar:

— Habitabilidad

— Sustentabilidad

— Resiliencia

— Accesibilidad.

Punto por punto: cuatro pilares del WEF

Se estima que las personas pasan alrededor del 90% de su día en interiores, y distintas investigaciones muestran una correlación positiva entre un entorno confortable y la productividad.

Habitabilidad

“La habitabilidad se refiere a las interacciones entre los espacios y los ocupantes para mejorar la experiencia humana. Una combinación de factores contribuye a ello”, explicó la experta.

Por ejemplo, están los diseños inclusivos y centrados en el ser humano, diseñados para personas de todas las edades y capacidades. Un desarrollo inmobiliario equilibrado cuenta con instalaciones comunitarias y recreativas e incorpora usos mixtos: vivienda, oficinas, comercio, espacios públicos y transporte.

Sustentabilidad

Sobre la sustentabilidad, Palma destacó que ello implica que los desarrollos inmobiliarios generen beneficios sociales, económicos y ambientales en el entorno.

La construcción representa casi el 40% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. “Descarbonizar requiere de un enfoque de ciclo vital. Es decir, que conciba el desarrollo, operación y también el desmantelamiento de un inmueble”, señaló.

En las ciudades, el WEF recomienda la renovación o la reutilización de edificios en lugar de la demolición. Por ejemplo, la tendencia a reconvertir oficinas en hogares y el open building, que en el diseño tiene en cuenta la posible necesidad de cambiar o adaptar el edificio durante su ciclo de vida, en línea con el cambio social o tecnológico.

Asimismo, el organismo internacional habla de la necesidad de construcciones que faciliten la movilidad sustentable, con más áreas verdes y la incorporación de granjas verticales.

Resiliencia

Con resiliencia, la ejecutiva y académica explicó que, de acuerdo con el informe, este concepto se refiere a la necesidad de “construir ciudades y edificios preparados para el futuro que puedan mitigar los riesgos y efectos de eventos naturales y creados por el hombre”.

Esto implica que los edificios sean resistentes y flexibles para adaptarse a las cambiantes demandas. Según Palma, en EE. UU. se estima que las inundaciones causarán daños por US$136 billones (miles de millones) para 2045, “forzando a 280.000 personas a adaptarse o re localizarse”.

Accesibilidad

Finalmente, con accesibilidad, el WEF se refiere a avanzar hacia la creación de espacios de calidad inclusivos y accesibles que apunten a minimizar los efectos de las desigualdades.

El informe apunta tanto a mejorar el acceso financiero, con rentas accesibles o requisitos justos de garantías y tasas hipotecarias, así como gastos operativos razonables y ayudas públicas.

Se deben generar mejores estándares de construcción, con espacios y condiciones saludables, así como ubicaciones convenientes con acceso justo a los servicios básicos”, concluyó la gerente comercial de FG Inmobiliaria.

Con información de: Radio PAUTA

No está de más leer:

Así es la réplica de la mansión de ‘The Munsters’, la serie de TV de los 60 

FMI: precios de la vivienda continúan al alza en muchos países del mundo

Los diseñadores de interiores solucionan retrasos en la entrega de muebles

Suscríbete a nuestro Newsletter