Plantas de interior para tu casa, fáciles de cuidar

La tendencia de las plantas de interior es imparable. La vegetación es decoración, y los que saben de interiorismo recomiendan inundar la casa de plantas y jardines verticales porque relajan, aportan alegría, reducen los niveles de dióxido de carbono, aumentan la humedad del aire y un montón de ventajas más.

Si te quieres unir a la moda de las plantas de interior, pero no tienes tiempo para cuidarlas o las que han entrado en tu casa se han deteriorado, es posible que no hayas elegido las adecuadas. Hay numerosas plantas verdes que llenarán de color tu espacio vital sin exigirte apenas atención.

Te recomendamos cinco opciones:

Dischidia nummularia

También llamada planta hormiga, no requiere de muchos cuidados, pero tampoco se debe dejar sin luz. Se debe colocar en un lugar ventilado y bien iluminado sin que le dé directamente el sol.

Es necesario pulverizar sus numerosas hojas redondas una vez a la semana, pues necesita humedad.

Si se coloca en una cesta colgante, es posible ganar un premio a la mejor decoración. Siempre que la temperatura no baje de los 15 grados centígrados, se encontrará bien.

Yucca elephantipes

Una de las variedades más recomendables para casa es la yucca elephantipes (yuca pie de elefante o yuca gigante). Puede llegar a medir 10 metros de alto y sus hojas muestran unas espinas pequeñas, pero son inofensivas.

Como a la planta hormiga, es importante ubicarla en un área de luminosidad intensa, pero resguardada del sol. Si bien puede soportar la calefacción, pero prefiere estar sin ella, en un espacio fresco.

Strelitzia augusta

Si lo que se quiere es dar un aire tropical a una habitación, esta planta procedente de África es una opción.

También denominada platanera borde tiene grandes hojas que pueden medir hasta un metro de largo. Da flores de color blanco que brotan en verano.

No hay que regarla mucho, pero tampoco se deben dejar secas. Que la tierra mantenga siempre la humedad, es una recomendación a tomar en cuenta.

Begonia rex

Su punto fuerte son sus colores, que pueden oscilar entre los rojos, púrpuras, marrones, verdes e incluso amarillos, según la especie.

Además, presenta unas manchas que la hacen irresistible. Una maravilla de la naturaleza que se torna de uno u otro tono según la luz que reciba. Cuanta menos luminosidad y calor le adornen, menos colores mostrará.

Se recomienda que en invierno el ambiente que la rodea no baje de 12 grados, y hay que regarla abundantemente sin encharcarla durante todo el año. Emplea macetas con buen drenaje será esencial.

Fittonia

Es una planta latinoamericana de tamaño mini y prominentes colores, así que es ideal para acompañarla de otras y hacer múltiples composiciones.

Resistente al calor, pero no tanto al frío, si se halla por debajo de 15 grados puede perder sus vistosas hojas. Será de suma importancia mantenerla con una alta humedad.

* Con información de: revistagq.com

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Las cinco ciudades de México más buscadas para vivir