Transforman plástico difícil de reciclar en adoquines resistentes

Nzambi Matee, una ingeniera originaria de Kenia, desarrolló un proceso para convertir los plásticos difíciles de reciclar en adoquines superresistentes.

Matee, de 29 años, es la fundadora de Gjenge Makers. Su empresa utiliza como materia prima polietileno de alta y baja densidad y polipropileno con el objetivo de crear materiales para construcción.

“Gjenge Makers, es una empresa social cuyo objetivo es abordar la contaminación por desechos, recolectando materiales reciclables de hogares e instituciones. Además de reciclarlos haciendo pavimentos y bloques de construcción a partir de botellas de plástico recicladas”, se lee en la descripción de LinkedIn de Nzambi Matee.

Según reporta Reuters, la emprendedora asegura que su producto es siete veces más fuerte que el hormigón y desde la fundación de su empresa en 2017 han reciclado 20 toneladas de plástico.

La producción de Gjenge Makers va de 500 a 1 mil 500 ladrillos por día. Reciclan alrededor de 500 kilogramos de residuos plásticos diarios, de acuerdo con UN Environment Programme.

¿Cómo se obtienen los adoquines? 

Los residuos plásticos se mezclan con arena, se calientan y luego se comprimen en ladrillos, los cuales se venden a diferentes precios, según el grosor y el color. Por ejemplo: Los adoquines grises comunes tienen un precio de US$7,70 por metro cuadrado.

Joven Campeón de la Tierra

Nzambi Matee es uno de los siete innovadores reconocidos como “Jóvenes Campeones de la Tierra” del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) para 2020. Foto: Georgina Smith / Pnuma

Por su trabjao, Nzambi Matee recibió el premio Young Champions of the Earth (Jóvenes Campeones de la Tierra) del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (Pnuma).

“El invento de Nzambi Matee no solo mantiene el plástico fuera de los vertederos, sino que también ofrece una alternativa más económica a las losas de pavimento de hormigón convencionales”, señala el Pnuma.

Pnuma dice que cada minuto se compra un millón de botellas de plástico en todo el mundo, la mayoría de las cuales no se reciclan.

Leído en: Entrepreneur

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Comienza venta de casas impresas en 3D en los EE. UU.

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter