Los pros y contras de tener una casa prefabricada

Los expertos explican algunas ventajas e inconvenientes que te ayudarán a elegir.
Las casas prefabricadas han despertado un gran interés en el mercado inmobiliario mundial. Habitissimo

Tienes un terreno y quieres aprovecharlo para construir una vivienda. ¿Casa prefabricada o construcción tradicional? Es una pregunta que cada vez se plantean más personas en el mundo, no solo cuando se trata de una segunda residencia, también cuando es un hogar habitual.

La decisión no siempre es fácil, y lo cierto es que las casas prefabricadas cada vez ganan más terreno. En cualquier caso, los expertos de Habitissimo explican algunas ventajas e inconvenientes que te ayudarán a elegir.

Ventajas de una casa prefabricada

Evidentemente, la gran ventaja de una casa prefabricada es el precio. El coste puede ser hasta un 30% inferior a la de otra construida a la manera tradicional. Se ahorra en mano de obra y en tiempo de trabajo. Pero no es en lo único en lo que hay que fijarse:

Tiempo de construcción menor

El tiempo de construcción de una casa prefabricada es mucho menor, de no más de seis meses en el peor de los casos. Y para el montaje solo se necesitan unos días. A ello se suma el tiempo necesario para tramitar las licencias y permisos municipales.

A pesar de todo, la vivienda estaría lista para vivir ahí mucho antes que si se opta por otro sistema constructivo.

Versatilidad

Las casas prefabricadas son muy versátiles. Es cierto que la base suelen ser modelos prediseñados, sin embargo, la mayoría de los fabricantes permiten introducir correcciones o modificaciones para personalizarlas.

Incluso se pueden entregar completamente equipadas, listas para entrar a vivir en ellas, si el cliente así lo desea.

Más allá de una personalización

No solo se pueden personalizar, también resulta muy sencillo ampliarlas si aumenta la familia. Y lo mejor es que se conseguirá en poco tiempo y sin necesidad de soportar molestas e interminables obras.

Sostenibles

Muchas de las casas prefabricadas que se comercializan son sostenibles, no solo por unos procesos de fabricación que generan menos residuos. También porque se construyen pensando en alcanzar la máxima eficiencia energética mediante el uso de materiales especiales.

Foto: Habitissimo

Desventajas de una casa prefabricada

Aunque las ventajas sean muy significativas, lo cierto es que este tipo de viviendas también tienen algunos inconvenientes que conviene valorar:

Cuidar los costos

Los modelos estándar son económicos, pero si se introducen muchos criterios de personalización, el coste se puede elevar sensiblemente.

Trabajos previos en el terreno

En el caso de que sea necesario preparar el terreno, el presupuesto se encarecerá. Hay que tener en cuenta que las casas prefabricadas no se diseñan pensando en las características de la parcela en la que se van a colocar. Si esta es irregular o en pendiente, será necesario adaptarla.

Mantenimiento

El mantenimiento suele ser algo más complejo que en el caso de las construcciones tradicionales, sobre todo si son de madera. No solo es más delicado, también es importante que lo realicen profesionales especializados, cuestión que a la larga supone un coste extra.

Cuestionamiento

Aunque las casas prefabricadas cumplan todos los requisitos de habitabilidad, hay personas que las siguen contemplando como construcciones de menor calidad.

En definitiva, una casa prefabricada se puede disfrutar tanto como cualquier otra, pero antes de decidirse es importante valorar con calma todas las posibilidades.

No está de más leer:

El rascacielos InTempo, la nueva joya residencial de Europa

IQ10: ya puedes visitar su apartamento modelo

Lo más buscado en la compra de vivienda: área de home office

Suscríbete a nuestro Newsletter