El futuro de las oficinas: acuerdos más flexibles y ciclo económico
1 febrero, 2021
La técnica del “superadobe” se populariza en México
1 febrero, 2021

Puerto Rico: El sector inmobiliario despega tras impacto de covid-19

EFE

El sector inmobiliario de Puerto Rico ha superado con fuerza en los últimos meses el golpe inicial del covid-19 con cifras en la adquisición de viviendas que no se registraban desde hace años, mientras aumentan los precios de venta y alquiler.

Especialistas del sector señalan cómo el mercado de la venta de viviendas y el alquiler, ambos con subidas, hubo que sortear las dificultades en los primeros meses de pandemia en los que el confinamiento interrumpió toda actividad económica.

El covid-19 provocó en los primeros meses de 2020 una caída en picado del sector hasta prácticamente actividad cero.

El crecimiento de la actividad registrado se dio en el aumento de la venta de viviendas como en la subida de precios, lo que es también extensible a los alquileres.

El presidente de la Asociación de Banqueros Hipotecarios de Puerto Rico, Peter Torres, dijo que los últimos meses del 2020 fueron “excelentes” para el sector inmobiliario.

Subida ratificada

Las palabras de Ramos las ratifican las estadísticas. Según la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras de Puerto Rico la cifra de hipotecas concedidas para la compra de viviendas no se registraban desde hace años.

Las hipotecas concedidas para la adquisición de viviendas en diciembre de 2020 superaron en cerca de un 30% las del mismo periodo de 2019.

Durante noviembre de 2020 las hipotecas concedidas para la compra de viviendas superaron en un 11% a las del mismo mes de 2019.

Si se toma como referencia, por ejemplo, diciembre de 2017 las diferencias son todavía mayores, ya que se concedieron un 70% más en 2020.

Torres justificó este fuerte crecimiento en la actividad inmobiliaria por tres razones fundamentales.

Tres razones fundamentales

La primera, obvia, según destacó, es la caída del precio del dinero que prestan los bancos, que se sitúa actualmente en cerca del 3%, muy por debajo de hace años.

La segunda, aclaró, es que la población cada vez más para la compra de una vivienda.

El tercer punto señaló que es la negativa experiencia del confinamiento, que obligó a trabajar en remoto y que provocó que las familias se dieran cuenta de la necesidad de mayor espacio en sus viviendas.

Torres también señaló que los precios han subido porque muchas personas hayan optado por remodelar sus casas. Sin duda, les ha añadido valor en el mercado.

También puedes leer en República Inmobiliaria:

A la venta la casa de Walter Mercado para evitar su deterioro