6 reformas que puedes hacer a tu casa sin gastar mucho dinero

Con pequeños cambios se puede dar un aire mucho más actual a tu hogar.
Una casa con suelo nuevo parecerá otra completamente diferente. Foto: Pixabay

Nuestras casas también necesitan renovarse de vez en cuando. Pero hacer una reformas a veces da mucho temor por el dinero que puede conllevar. Lo que te vamos a proponer son alternativas al alcance de cualquier bolsillo. Con ellas vas a conseguir dar un aire mucho más actual a tu hogar. Los expertos de Habitissimo dan algunas claves.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by habitissimo (@habitissimo)

Una mano de pintura

Es una de esas tareas de mantenimiento mínimo que necesita cualquier vivienda. Simplemente cambiando el color de las paredes ya notarás una gran diferencia.

Pero si quieres un cambio más vistoso sin que el presupuesto se eleve, céntrate en la estancia principal. Puedes emplear pintura decorativa o poner papel pintado para destacar una de las paredes del salón.

Suelos nuevos

Los suelos sufren especialmente, y no es necesario gastar una pequeña fortuna en renovarlos.

La mejor solución es poner losetas o lamas vinílicas autoadhesivas. Las hay en infinidad de modelos, incluso imitando casi a la perfección madera, piedra o baldosa hidráulica. Tu casa parecerá otra, completamente diferente.

También puedes hacer lo mismo que te sugeríamos con la pintura: centrarte en el salón. Es la estancia que más se ve y una de las que más sufren. Por ello, siempre puedes renovar solo el suelo de esta habitación.

Estrenar baño

Puedes sustituir la bañera por una ducha. Es una reforma sencilla y rápida con la que, además, puedes ganar un espacio muy útil y también seguridad.

Otras mejoras que se pueden realizar con un presupuesto ajustado es cambiar los sanitarios por modelos más actuales. También se puede sustituir un viejo mueble y los grifos o pintar los azulejos.

Un repaso a la cocina

Ocurre exactamente igual que en el baño, hay unas cuantas posibilidades de reformas. Empezamos pintando los azulejos y poniendo un suelo vinílico.

Otra opción: pintar los muebles si no están en mal estado o cambiar solo las puertas. Si además renuevas la encimera, el fregadero y el grifo, tendrás una cocina nueva por menos de lo que piensas.

También se pueden unificar espacios. Cuando cocina y salón solo están separados por un tabique, es posible eliminarlo y unir ambas estancias.

Haz una barra de desayuno sencilla para marcar la separación y verás como tu casa parece mucho más grande y actual.

Puertas nuevas

En el mercado hay puertas realmente económicas, pero si las que tienes en casa son de calidad y solo quieres renovar su aspecto, pintarlas o lacarlas no encierra mayor complicación. Lo puedes aplicar tanto a las puertas de paso como a las de los armarios.

También cabe la posibilidad de cambiar alguna (por ejemplo, la del salón) y colocar una puerta corredera. Esta solución te permitirá ganar algo de espacio y te dará más juego a la hora de colocar el mobiliario.

Mejora la iluminación

En una casa es esencial la iluminación, porque amplía visualmente los espacios y aporta calidez.

Si no has realizado reformas como esta, pásate a las luces LED, ya amortizarás la inversión en muy poco tiempo.

Sin embargo, con un presupuesto mayor puedes darte el lujo de hacer un falso techo en el salón y empotrar unos focos o colocar luces indirectas.

No está de más leer:

¿Un micro apartamento sin ventanas que ofrece “sensación de amplitud”?

La mansión abandonada de más de US$250 millones que se “vendió” por US$0

La impresionante arquitectura que luce el Museo de Astronomía de Shanghái

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter