5 principios a seguir para crear espacios públicos vibrantes

El PPS ayuda a las personas a crear y mantener espacios públicos que construyan comunidades fuertes.
Foto: Agostino Toselli/Pexels

Placemaking Week, una iniciativa presentada por Project for Public Spaces (PPS), reunió a diferentes sectores para discutir ideas y compartir estrategias para crear mejores espacios públicos.

PPS ayuda a las personas a crear y mantener espacios públicos que construyan comunidades fuertes.

En 1999, elaboraron «Cómo cambiar un lugar», un libro que definió el movimiento de creación de lugares, creando una guía de 11 principios a seguir para crear espacios públicos vibrantes. Aquí te dejamos cinco:

1. La comunidad es la experta

El punto de partida importante para desarrollar un concepto para cualquier espacio público es identificar los talentos y activos dentro de la comunidad:

— Personas que pueden dar una perspectiva histórica.

— Información valiosa sobre cómo funciona el área.

— Una comprensión de los problemas críticos y lo que es significativo para ellos.

Tapis Rouge, Haití. Foto: Gianluca Stefani

Tapis Rouge es uno de varios espacios públicos en Carrefour-Feuilles, Haití, que genera espacios inclusivos multifuncionales, fomentando interacciones sociales y apuntando hacia un entorno más seguro sin violencia y crimen.

El programa y el diseño están orientados a la comunidad, establecidos a través de un enfoque participativo y participación comunitaria.

Por lo tanto, este espacio público mejora el sentido de propiedad, identidad y orgullo de los residentes.

La comunidad y los artistas locales crearon murales coloridos con diseños que surgieron de los talleres de participación comunitaria.

2. Crea un lugar, no un diseño

Para convertir un espacio de bajo rendimiento en un «lugar» vital, se deben introducir elementos físicos para que las personas sean bienvenidas y cómodas.

El objetivo es crear un lugar que tenga un fuerte sentido de comunidad, una imagen cómoda, así como un entorno, actividades y usos.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by VisitCopenhagen (@visitcopenhagen)

Superkilen, un parque público en Copenhague, Dinamarca, es una exhibición gigante de las 60 nacionalidades diferentes de las personas que habitan en los alrededores.

Los elementos en el parque pueden variar desde equipos de ejercicio hasta palmeras de China.

En realidad, el cuadrado rojo integra el mercado, la cultura y las actividades deportivas, el cuadrado negro es una sala de estar urbana y el parque verde incluye instalaciones deportivas y parques infantiles.

3. Buscar socios

Los socios pueden ser instituciones locales, museos, escuelas u otros. Son fundamentales para el futuro éxito y la imagen de un proyecto de mejora del espacio público.

Son invaluables para brindar apoyo y hacer que un proyecto despegue.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Arq. José Luis Perisse S. (@jlperisse)

Amenidades Urbanas (Urban Amenities), fue lanzado por el Municipio de Caracas, junto con otros socios. El proyecto de rehabilitación urbana generó espacios públicos recreativos para el entorno social.

Durante el proceso, los representantes de la comunidad eligieron con expertos el diseño inicial.

4. Se puede saber qué hacer con solo observar

Al observar cómo las personas usan o no usan los espacios públicos, quedará claro qué tipo de actividades que faltan y qué se podrían incorporar.

Además, cuando se construyen estos espacios, continuar observándolos dará una idea de cómo administrarlos y hacer que evolucionen con el tiempo.

Niños y jóvenes ayudan a pintar una cancha de baloncesto improvisada en una calle en Caracas. Foto: EFE/ Miguel Gutiérrez

Los niños del vecindario siempre habían disfrutado de un patio compartido en esta tierra común moderna de mediados de siglo.

Esta estructura de juego surgió como una intervención tentativa para atender el uso público de la tierra.

5. Tener una visión

La visión detrás de un proyecto o espacio debe surgir de cada comunidad, a fin de introducir un sentido de orgullo en las personas que viven y trabajan en el área circundante.

Junto con esta idea, viene el tipo de actividades que implementarán y la imagen que retratarán.

Un ejemplo es Hussein Bin Talal Park. Este lugar era una zona en conflicto. La visión principal era eliminar los signos de destrucción y descomposición de los espacios públicos.

Hussein Bin Talal Park. Foto: Maria Gonzalez

Así mismo, crear para la ciudad un nuevo tipo de centro urbano que pudiera atraer a residentes de diferentes edades, conectando la cultura nacional y la infraestructura moderna.

No está de más leer:

Lituania usará drones para reconocer desde el aire baches en las carreteras

Arquitectos y urbanistas rusos condenan en carta abierta invasión de Ucrania

La Bienal de Venecia cierra su puerta a artistas vinculados al gobierno de Rusia

 

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter