El túnel submarino “más grande del mundo” que conectará Alemania y Dinamarca
26 septiembre, 2020
Bajos impuestos atraen a Puerto Rico compradores de viviendas
2 octubre, 2020

Salcajá: el ejemplo de una “ciudad de 15 minutos” en Guatemala

Braulio Palacios

El municipio de Salcajá tiene 12 km² y unos 20 mil habitantes. Pese a que su tamaño es menor, en comparación a otras ciudades en Guatemala, su iniciativa de adoptar la movilidad sostenible lo ha colocado como un ejemplo para otros municipios, no solo de su mismo departamento (Quetzaltenango), sino de todo del país.

Incluso, el proyecto de movilidad en el municipio le llevó a conseguir en 2018 el Premio Letizia: Accesibilidad universal de municipios. El galardón fue entregado en la categoría de 0 a 100 mil habitantes a nivel Latinoamérica. Su caso fue discutido en el webinar Salcajá: El municipio que apostó por los desplazamientos en bicicletas, organizado por República Inmobiliaria, con el apoyo de Cementos Progreso, FERCO y Banco Industrial. 

Ively Ramírez, arquitecta y directora del Ordenamiento Territorial en Salcajá, indicó que si bien el uso de bicicletas tuvo mucha trascendencia en los últimos días, para Salcajá apostar por la bicicleta no llevó dos o tres meses, fue una planificación que inició años atrás. En este municipio de Quetzaltenango se planificó la movilidad desde 2008 y el tema se retomó en 2012. El punto de partida fue un Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que es básicamente cómo va a crecer y se va a ordenar el municipio.

“En el POT se resume qué es lo que queremos de nuestro territorio”, Ively Ramírez, directora del Ordenamiento Territorial en Salcajá.

Mapa base del POT del municipio de Salcajá, Quetzaltenango.

“En el tema de movilidad, el POT favorece en los usos mixtos o las actividades mixtas. Es decir, si se tiene una prioridad de vivienda pero también tiene usos complementarios, como el comercial. Eso ayuda a que los desplazamientos van siendo más cortos y no tenga que caminar 30 minutos o ir en vehículo al mercado. Eso favorece al territorio: desplazamientos cortos“, explicó Ramírez.

Plan de Movilidad

El Plan de Movilidad, que funciona como un aparato circulatorio del municipio de Salcajá, promueve cuatro aspectos:

  1. Jerarquización de las vías: peatones
  2.  Priorización de espacios para bicicletas
  3. Priorización del transporte
  4. Prioridad del vehículo particular.

Bajo esta lógica, se inició el diseño de la ciudad, con lugares en donde se prioriza a los peatones, bicicletas, transporte y por último el vehículo particular. “Se hacen parámetros para hacer la convivencia entre los diferentes tipos de movilidad establecidos”, indicó la arquitecta al indicar que también se establecieron la infraestructura requerida por cada vía y poder generar la renovación urbana.

El municipio de Quetzaltenango también a su favor la posición estratégica porque está a 10 minutos de “Xela”, 30 minutos de Totonicapán y 1 hora de San Marcos, Retalhuleu y Huehuetenango. Esa posición ocasiona que sea considerado un “municipio de paso”.  “A veces tenemos mucho tráfico y el Plan de Movilidad ayuda a ordenar el congestionamiento”, explicó Ramírez.

La idea central es realizar cualquier desplazamiento o actividad en Salcajá en no más de 15 minutos, que es una meta en las “Ciudades de los 15 minutos”. Por ejemplo, a la directora del POT en Salcajá le toma cerca de siete minutos llegar al edificio municipal desde su casa, al igual que sus compañeros de trabajo. “No tenemos la necesidad de subir a un transporte público ni tener un parqueo reservado. Eso ayuda a hacer una ciudad de los 15 minutos”, expresó la arquitecta.

Vida propia

La visión a futuro es que el municipio tenga “vida propia” para evitar los grandes desplazamientos. Eso quiere decir que tenga sus propias actividades comerciales y no dependa de Quetzaltenango, la cabecera municipal, para la obtención de un empleo o hacer gestiones personales.

Para estructurar el Plan de Movilidad de Salcajá se hizo un análisis urbano en donde se contempló que la Universidad Rafael Landívar (URL) establecerá su campus regional en el municipio y proyecta tener más de 14 mil estudiantes, con lo que se podría duplicar la población local. Esa situación, ya supone un reto en temas de movilidad y ver cómo ese talento puede generar un cambio en la oferta y demanda laboral.

Plan de Movilidad de Salcajá

La universidad estaría ubicado en lugar lejos del casco urbano, sin embargo, con una visión a futuro, la ciclovía ya establecida conduce hacia el campus de la URL. “Se está haciendo todo lo posible para conectar hacia esa área donde se desarrollará este proyecto y aprovechar los beneficios de un proyecto de esta magnitud”, indicó Ramírez.

Las prioridades que se establecieron en Salcajá generó que hubiera cambios en el municipio porque había proyectos nuevos o de renovación urbana. Así fue el caso del Corredor Turístico, que más que turístico prioriza al peatón. El objetivo es conectar a las personas que visitan el municipio con mayor potencial turístico: parques recreativos, el mercado, la Parroquia, bancos, el patrimonio del lugar y lugares recreativos.

Lejos del caso de la usual calle en Guatemala (y muchas partes del mundo) en donde se pueden ver vehículos estacionados al borde la cera y las personas caminando sobre el asfalto, en Salcajá se llevó a cabo una renovación urbana. El resultado fue una avenida principal más atractiva con acera más grande, vegetación, buena iluminación, sin parqueos clandestinos y conectando a los principales servicios.

Otro ejemplo es una que combina la movilidad (peatones y bicicletas) en la calle principal, conocida como la “3ª. Avenida”. Con anterioridad los espacios eran ocupados por vehículos de venta o materiales de construcción. Sin embargo, luego de una limpieza del espacio, en el que se prioriza al peatón y a las bicicletas. “Es un espacio totalmente diferente y mucho más agradable”, opinó Ramírez al indicar que se debe el lugar a cada quien según corresponda en la vía.

Ciclovía emergente

Salcajá implementó también por la pandemia covid-19 una ciclovía emergente en la parte sur del municipio. El ejercicio tenía como objetivo principal era conectar con Quetzaltenango (cabecera municipal), pero no fue posible. “Ha sido un ejercicio interesante porque se ha tenido una retroalimentación de la población y oposición del plan piloto”, dijo al hablar de comentarios a favor y en contra de la ciclovía.

“La ciclovía emergente es un ejercicio que otras municipalidades se pueden animar a implementar, no costó ni Q15 mil”, Ively Ramírez, arquitecta encargada del POT en Salcajá

Los cambios positivos que sufrió Salcajá generaron una disminución en el uso del vehículo, se hizo más atractivo el paisaje urbano y se mejoró el derecho a la ciudad. “Al final, la calle es el lugar de encuentro de muchos. Ahí se saluda y conversa la gente. Hay un derecho a tener un espacio público digno”, concluyó la directora de Ordenamiento Territorial de Salcajá.

Ejemplo para otros municipios

Antes del Siglo XX la única manera que tenían las personas para movilizarse era a pie. La idea sería que en la actualidad se retomen esas prácticas y transformar nuestras ciudades. “El 40% de la huella de las zonas urbanas está tomada por las calles. Es un espacio que el 90% de las veces está desperdiciados. Se usa un 10% y está completamente congestionado”, indicó el arquitecto, consultor y activista de movilidad sostenible, Alejandro García.

A las ciudades les falta apostar en serio por la movilidad alternativa. Eso significa ser arriesgados e invertir en transformar las calles, especialmente las vías principales y vías de interconexión, que no sea específicamente el vehículo. Esa visión no se restringe a lo urbano, sino también en municipios, tal como lo ha hecho Salcajá. Recordemos que “una gaviota sola no hace veranos”.

Yo diría a los municipios más pequeños del país que vean a Salcajá. Que vean su ejemplo y empiecen a adoptarlo”, sugirió García. Según el consultor, es más fácil que ellos se transformen, en comparación a las grandes ciudades. “Ellos requieren menos infraestructura, menos socialización y menos conversión del concepto y la idea del beneficio y desarrollo humano”, explicó.

“Lo que cuesta un paso a desnivel es suficiente para construir hasta 5 km de ciclovía consolidada o 24 mil km de ciclovía emergente”, Alejandro García, arquitecto.

El arquitecto indicó que en Salcajá ya se puede ver la funcionalidad de la ciudad. “Ya se nota, y la gente ya lo puede apreciar”, comentó. Agregó que si los espacios en las ciudades tienen usos mixtos y habitados se evitan las ciudades dormitorio. “Salcajá al ser el primero en dar el paso, y hacer a su ciudad multicéntrica, aprovechó su facilidad de transformación. Es un municipio pequeño, y no requiere mayor intervención”, concluyó García.

Aquí puedes ver el webinar completo:

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Guatemala obtiene su primera certificación EDGE