La carrera por cumplir la profecía de poder habitar la Luna
30 julio, 2020
C. C. Parque Las Américas reabre con protocolo de higiene
31 julio, 2020

Social Media como aliado para cerrar ventas en Bienes Raíces

Braulio Palacios

¡No hay vuelta atrás! Los medios tradicionales han pasado a un segundo plano y las redes sociales y el marketing digital son los amos y señores en la industria inmobiliaria cuando se trata de aplicar estrategias de comercialización. Imaginar un asesor inmobiliario intentando ampliar la presencia y autoridad de una marca en un mundo que no sea el digital, resulta inconcebible.

Andrea Espino, CEO de Brainwave Advertising, indicó que las personas son consumidores de contenido en su vida cotidiana porque acuden constantemente al Internet. “Leemos alrededor de 10 MB de contenido diario, escuchamos alrededor de 400 MB y vemos alrededor de 1 MB por segundo”, dijo al señalar que la capacidad de atención se redujo a ocho segundos.

Según un estudio de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, en inglés), las redes sociales se han convertido en parte integral para calificar clientes y cerrar acuerdos en toda la industria inmobiliaria. No usar esta herramienta, cierra un mundo de oportunidades. Se calcula que el 99% de los millennials y el 90% de los baby boomers comienzan su búsqueda de vivienda en línea.

Facebook y LinkedIn serían las redes sociales más apropiadas para que un agente inmobiliario tenga su propio perfil online.

¿Qué hacer para sobresalir?

En un océano de información constante, en donde la información aflora a mil, surge la inquietud de qué pueden hacer los agentes inmobiliarios y realtors para hacer sobresalir su marca. La experta venezolana en marketing en línea aconsejó como punto de partida el potenciar la presencia digital.

“En la vida cotidiana se trata de conectar con personas claves que pueden llevar a un tipo de negocio. En el mundo digital funciona de la misma manera. No es suficiente con tener un perfil de redes sociales o una página web sino se tiene las relaciones públicas completas. Es importante generar una presencia digital (reviews, logo, branding)“, comentó.

Incluir las redes sociales en el plan de marketing toma cada vez más fuerza en la industria. Un dato importante, para elegir la plataforma en donde generar más contenido, es saber que YouTube es la “número uno” (seguido de Facebook e Instagram). “Los millennials y la Generación ‘Z’ hacen las búsquedas en esta plataforma porque ven las respuestas en vídeo”, dijo Espino al recordar “los ocho segundo de atención”.

En esa misma línea, es vital crear contenido de valor. Si bien los primeros dos puntos (presencia digital e incluir las redes sociales) son el punto inicial, un contenido valor permite crear más engagment (vínculo) con el cliente, posicionar la marca y aumentar la decisión de compra. “Se logra conectar con la audiencia porque se sienten identificados con las publicaciones. El Contenido es el Rey”, enfatizó.

Anuncios segmentados

De un tiempo para acá, la exposición de un contenido en las redes sociales es baja -se estima que solo llega al 2% de los seguidores-, para contrarrestar esta situación se puede recurrir a invertir en campañas de Sponsor Ads (anuncios con segmentación seleccionada). “El lado positivo de este cambio es que podremos llegar a las personas que nos interesa que vean nuestro contenido”, opinó Espino.

La publicidad pagada llegará a personas a fines al contenido que se publique, por lo cual hay mayor facilidad de que se sienta atraído y haga clic. Esta estrategia tiene un punto claves y es tener un objetivo que se quiere lograr con la publicación en la red social. “Antes de iniciar una campaña: se debe apartar un presupuesto, definir el objetivo, segmentar la audiencia, incluir un CTA, ser creativo y estudiar los reportes”, aconsejó.

Pasos para crear una campaña publicitaria digital:

  1. Entender el objetivo (reconocimiento, consideración o conversión).
  2. Crear imágenes llamativas para la entrada.
  3. Escribir un texto que acompañe la imagen que sea breve, pero que llame la atención.
  4. Dirigirse a la audiencia correcta.
  5. Establecer un presupuesto.

“Hay personas que invierten US$5 en publicidad y creen que ‘no funciona’. Deben tener un presupuesto que sea real. No tienen que tener miedo a invertir. Es el oxígeno para el negocio. Si se quieren clientes, se debe invertir“, comentó Espino al indicar que por último se debe analizar los resultados de la campaña: cuántos “clics” hubo, cuántas personas se alcanzó, cuánto dinero se invirtió, etc.

La información de los reportes servirá para la siguiente campaña. Si nadie hizo ‘clic’, algo mal se hizo en la segmentación. Dependiendo del objetivo que se establezca así se puede ajustar. Por último, también se pueden utilizar herramientas (Trello, Hootsuite, Mojo, Canva, Adobe Spark) para organizarse en la publicación de contenidos en las redes sociales.

Espino indicó que los clientes potenciales de Bienes Raíces están esperando, es cierto, el marketing inmobiliario y Facebook son una combinación hecha en el cielo de las redes sociales. “Facebook ha generado 35 mil 375 nuevos clientes potenciales en 2018. Son clientes potenciales, no tráfico, ni visitantes, ni seguidores, ni fanáticos. Clientes potenciales”, concluyó.

Las plataformas sociales son mucho más económicas (precio-alcance) que los canales tradicionales.

También puedes leer en República Inmobiliaria:

La carrera por cumplir la profecía de poder habitar la Luna