S&P: el aumento en los precios en Europa llegó para quedarse

Esta vez, el aumento de los precios de la vivienda no está impulsado principalmente por el crédito.
Imagen: TheAndrasBarta/Pixabay

El impacto de la inflación en el mercado inmobiliario europeo continuará durante los próximos cuatro años, según el último informe de S&P Global Ratings. El precio de la vivienda está aumentando este año a su mayor nivel en Europa desde 2006, hasta un 6,9% interanual en segundo trimestre de 2021.

El covid-19 ha llevado a la demanda de viviendas y a sus precios a crecimientos que no veían desde la época de la burbuja inmobiliaria. Pese a las grandes diferencias respecto a hace más de una década, los precios en los mercados europeos aumentan este año a su ritmo más rápido desde hace 15 años.

Desde S&P estiman que durante el periodo de seis trimestres que va desde el inicio de 2020 hasta mediados de 2021, los hogares europeos han acumulado un ahorro cercano al 6% del PIB en la eurozona de 2019. Esto equivaldría a cerca del 1,7% del valor de mercado del parque inmobiliario en la eurozona.

Los mercados residenciales europeos se han recuperado del impacto de la pandemia más rápido que el resto de la economía.

En la mayoría de los mercados, la fuerte demanda elevó el volumen de las transacciones por encima de los niveles prepandemia. Uno de los factores que ayudó a aumentar estas operaciones es que se han modificado las necesidades de espacios en la vivienda tras el confinamiento.

De hecho, una buena parte de la demanda de vivienda se ha trasladado fuera de los grandes centros económicos a ciudades de segundo nivel, especialmente en Francia y el Reino Unido.

Por otro lado, los préstamos para la compra de viviendas son más dinámicos que en 2019. La capacidad de ahorro de las familias les permitió realizar depósitos más grandes, por lo que la deuda de los hogares ha tenido un aumento modesto hasta ahora.

Esta vez, el aumento de los precios de la vivienda no está impulsado principalmente por el crédito. Los tipos de interés han caído a un nuevo mínimo histórico de 1,32% en los préstamos para vivienda nueva en la eurozona.

“No esperamos que el Banco Central Europeo o el Banco Nacional Suizo aumenten los tipos antes de 2024, pero es probable que el Banco de Inglaterra sí que comience a normalizar su postura de política monetaria muchos antes”, destacan desde S&P.

Lo anterior provocará una desaceleración en el mercado inmobiliario británico, que ya está en marcha tras la eliminación de las exenciones fiscales en el impuesto del timbre.

Los impulsores se desvanecerán

Además, la actividad de la construcción está cerca de su capacidad máxima a nivel europeo. Este aumento de la actividad tras la paralización supone a la vez una escasez de mano de obra cualificada y una limitación de suministros para el sector, lo provoca un mayor coste para la edificación que está llegando al precio final de la vivienda.

Desde S&P advierten que dos de estos tres principales impulsores de la demanda residencial se desvanecerán en los próximos meses: el mayor ahorro y la política monetaria flexible.

Esperamos que el mayor repunte de los precios de la vivienda alcance su punto máximo a mediados de 2021 en la mayoría de los países europeos. Dado que la oferta de vivienda nueva no es capaz de seguir el ritmo de la demanda elevada, esperamos que el aumento de los precios de la vivienda continuará durante los próximos cuatro años”, afirman desde la agencia de calificación.

De hecho, a medida que se absorba el ahorro y los bancos centrales empiecen a endurecer su política monetaria, los precios de la vivienda se moderarán en distintos niveles, según los factores de cada país, según el informe de S&P.

No está de más leer:

¿Cuál sería el precio de la casa de Los Simpson si saliera al mercado?

Airbnb alquila por US$23 “el apartamento” de Carrie Bradshaw de “Sex and the City”

Mujer ahorró el 90% de su sueldo por 9 años y compró dos apartamentos

Suscríbete a nuestro Newsletter