Sídney aspira a tener calles de menos autos y más árboles y personas

Se espera que el plan de Sydney Sostenible 2050 se discuta y apruebe a finales de 2021. Foto: James Haworth / Unplash

Cuatro arterias principales que atraviesan el corazón de Sídney podrían transformarse durante las próximas tres décadas en “avenidas verdes” caracterizadas por menos automóviles, espacios peatonales más amplios y más árboles.

En la ciudad de Sídney ya se habla de remodelar los tramos obstruidos por el tráfico a lo largo de Broadway, Oxford Street, Park Street y Botany Road para hacerlos lugares más atractivos para quedarse, caminar y andar en bicicleta.

Broadway es uno de los cuatro corredores principales del distrito financiero de Sídney que la ciudad quiere transformar en una avenida verde. Diseño: SMH

También permanece abierta la opción de un impuesto de congestión, que sería una de las medidas que las autoridades podrían considerar una vez que se completen los proyectos, incluida la línea ferroviaria del Metro de la ciudad y la red de ciclovías.

“Disminuir los automóviles de las carreteras era solo una parte de la solución para hacer que la ciudad más acogedora”, dijo la alcaldesa de Sídney, Clover Moore, mientras habló sobre el plan Sídney Sostenible 2050 en la Cumbre de Infraestructura del Sídney Morning Herald.

Estamos mirando más allá del tráfico y la infraestructura básica para crear una ciudad que la gente quiera vivir, visitar, trabajar y pasar tiempo”, dijo.

La estrategia a largo plazo no solo marcará la trayectoria de la planificación en el centro de la ciudad durante los próximos 30 años, probablemente es la apuesta de Moore para ganar un quinto mandato en septiembre próximo. Desde 2004 está al frente de la alcaldía de Sídney.

Árboles y pasarelas

Una de las ideas que se consideran es que el tráfico en Broadway se reduzca a dos carriles en cada sentido y en una calle principal del pueblo.

Los autos serían desterrados en gran parte de Park Street y desviados al túnel que cruza la ciudad para abrir una pasarela entre Hyde Park, la futura estación de metro de Pitt Street y Town Hall Square. Botany Road en el sur de la ciudad también se ampliaría para árboles y pasarelas.

Park Street podría transformarse en una “avenida verde” según los planes de la ciudad de Sídney.

El ayuntamiento de Sídney también quiere recuperar más espacio en las carreteras a lo largo de Oxford Street y la cercana Flinders Street para peatones y empresas, con senderos ampliados hasta seis metros en algunas áreas para restaurantes y entretenimiento.

Cuando se le preguntó qué tan factible sería un proyecto de este tipo, Moore respondió: “Nos damos cuenta de que esto marcaría una gran diferencia, es posible“.

“La gente podría pensar que ecologizar nuestras arterias principales es revolucionario, pero está creando una ciudad para la gente. Estamos creando una ciudad en la que la gente se sienta bien por estar en ella“, expresó la alcaldesa.

La concejala independiente Kerryn Phelps, quien se postula para alcalde, dijo que la idea debía ser “pensada mucho más cuidadosamente”, ya que los cambios importantes en las rutas de los pasajeros afectarían el tráfico.

Es necesario realizar estudios de gestión del tráfico y el transporte antes de plantear una idea como esta. Si corta una vía principal a un par de carriles, debe pensar en los impactos económicos y en la calidad de vida de las personas en esas áreas”, advirtió.

Clover Moore habla del proyecto en la Cumbre de Infraestructura del Sídney Morning Herald. Foto: Brook Mitchell / SMH

¿En manos de Jan Gehl?

La estrategia de 30 años probablemente se basará en el trabajo de Jan Gehl. El renombrado urbanista y arquitecto danés preparó un estudio en 2007 que ayudó a formar la base de la visión de Moore para Sídney.

Un informe actualizado, preparado por Gehl Architects el año pasado, encontró que los autos aún dominaban las calles de Sídney, los autobuses usaban demasiadas carreteras, los senderos estaban abarrotados y la red de ciclovías de la ciudad aún no se había completado.

Hablando desde Copenhague, Gehl dijo que cuando visitó el centro de Sídney en 2006 estaba “realmente en el fondo”. “Fue uno de los peores que había visto en muchos años”, dijo.

Según el arquitecto, nadie se aventuraba en la ciudad, no había conexión, era un lugar espantoso con mucho ruido y autos y pésimas condiciones para caminar; el ciclismo era algo inaudito. “Tanto ha cambiado desde entonces. La ciudad está en un lugar mucho mejor”, comentó.

“Finalmente hemos empezado a trabajar juntos y veo este proceso con gran alegría”, agregó.

Jan Gehl, arquitecto danés. Foto: Place Brand Observer

Una Sídney más amigable

La consultora de Gehl Architects, Henriette Vamburg, dijo que los cambios en George Street, provocados por la construcción del tren ligero, habían creado una “columna vertebral” central a través de la ciudad.

En la siguiente etapa de la estrategia, el corredor debería usarse para conectar las tres plazas públicas planificadas para Circular Quay, el Ayuntamiento y la Estación Central.

Otras recomendaciones incluyeron la creación de vínculos más fuertes con la costa y el puerto de Darling. Así como la construcción de algunas carreteras del centro, dominadas por el tráfico, para que sean más “amigable con las personas”.

“De lo que hemos estado hablando es de cómo Sídney se siente amigable con más gente”, concluyó. Sea como sea, se espera que el consejo considere el plan de Sídney Sostenible 2050 a finales de este año.

Aquí puedes ver una entrevista con Jan Gehl sobre cómo construir una buena ciudad:

Leído en: The Sydney Morning Herald

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Rafael Moneo recibe el León de Oro a la trayectoria de la Bienal de Venecia 2021

Invierten US$2.5 millones en remodelar Radisson Hotel & Suites Guatemala City

10 errores míticos en la historia de la arquitectura