Las 5 tendencias que revolucionan los espacios de oficina

Estudio arroja luces sobre el futuro de las sedes corporativas y grandes oficinas en tiempos de covid-19 con la participación directivos y empleados. Foto: Pixabay

Más de un año después de la irrupción de una pandemia, las empresas siguen adaptando sus espacios de oficina a una nueva realidad que condiciona la forma en que las personas trabajan, interactúan y socializan.

A medida que las empresas reabren espacios, ajustan procesos y vuelven a acoger a sus equipos en sus lugares de trabajo, se ha vuelto imprescindible repensar la nueva relación entre los espacios y las personas.

La vuelta a la oficina, el ‘workplace manager’ o la gestión de los espacios de trabajo son algunas de las tendencias que están llamadas a revolucionar los puestos de trabajo de los españoles en los próximos meses, según un estudio de ISS España.

Desde la compañía especializada en ‘workplace’ aseguran que es “imprescindible entender que nos encontramos ante una nueva forma de interacción entre los empleados y el entorno“.

En este sentido, la compañía apuntan cinco de retos de presente y de futuro para los espacios de trabajo:

1. Trabajo en remoto y la vuelta a la oficina

El teletrabajo llegó para quedarse. Sin importar el grado de aceptación que tengan las dinámicas de las empresas una vez se normalice la situación sanitaria, el hogar de los trabajadores se ve ya como un reto a gestionar.

Las condiciones de seguridad y el bienestar de los empleados siguen siendo los grandes objetivos de cualquier compañía. Sin embargo, serán en un entorno en el que concepto de workplace expandirá sus límites más allá de la propia oficina.

2. Workplace Experience Manager:

Los nuevos tiempos y las demandas del mercado laboral han modificado las habilidades que se necesitan en el personal que vela por el bienestar de los empleados a través del entorno laboral.

El cambio de paradigma en el workplace impulsará a una figura como la del Workplace Experience Manager. Este especialista genera experiencias valiosas en el espacio de trabajo para los empleados, hacia órganos con mayor capacidad de decisión e impacto.

3. Nuevos espacios y nichos

La heterogeneidad de espacios, situaciones y condiciones volátiles harán imposible un único modelo de organización.

Cada vez más, expertos dentro del propio sector trabajarán en nichos muy definidos: perfiles estratégicos basados en la gestión de espacios, otros versados en el trabajo digital o modelos dedicados al trato directo con empleados.

El covid-19 ocasionó una disrupción en el desarrollo del trabajo, impactando en los procesos, los espacios, la relación con las personas y los modelos de negocio. Foto: Pixabay

Un grado de heterogeneidad y especialización que siempre estará vinculado con las necesidades de la compañía. De esta manera, se espera que cualquier lugar de trabajo pueda contar con un profesional que entienda su funcionamiento y cómo llevar al máximo sus capacidades.

4. El horizonte de la digitalización

Los espacios de trabajo y sus dinámicas se construirán en torno a la innovación digital y tecnológica. La globalización y la multipolaridad del sistema empresarial dará situaciones en las que un profesional tenga que controlar espacios que se encuentren alejados de él.

5. Cambio de paradigma

Todos estos movimientos, y otros con los que aún no contamos, aparecerán progresivamente en las estrategias de las grandes empresas.

Grandes empresas del ámbito bancario han demostrado ser la punta de lanza de los cambios del espacio de trabajo durante los últimos años. Estas compañías señalarán cómo se deben instaurar estos avances. Los procesos que esto suponga, lo que las convierte en la vanguardia de este cambio de paradigma.

Psicología del espacio: cómo la arquitectura interior altera nuestra salud

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter