5 tendencias en pintura para las paredes de la casa

Las tendencias de este año expresan la necesidad de reconectar con la naturaleza y la búsqueda de afecto.
Foto: Unplash

Hoy en día, y con la llegada de la pandemia, el hogar se ha convertido también en un espacio de trabajo, además de ser un refugio para la familia, la socialización y el juego. Por lo tanto, la casa debe reflejar quién la habita. Y los colores son un vector importante en esta ecuación.

Si está pensando en pintar tu casa, debes saber que las tendencias de este año expresan la necesidad de reconectar con la naturaleza y la búsqueda de afecto, según Leila Monteiro, fundadora y directora creativa de Atelier Sabiina Design.

Según la experta, las variaciones del verde, los tonos tierra, el azul y sus variantes y los tonos crema y los neutros suaves son los colores destacados en la paleta de tendencias.

Verdes

En la categoría de verdes, Leila Monteiro destaca los tonos verdes oscuros, por el poder simbólico curativo de la naturaleza. Es un color que transmite equilibrio, seguridad y tranquilidad en cualquier estancia. En las habitaciones pequeñas debe utilizarse con moderación, para no correr el riesgo de hacer el ambiente pesado.

“El siguiente es el verde azulado, que los especialistas llaman mantra. Es un color que evoca el estado de meditación y nos invita a la introspección. Tiene un ligero matiz grisáceo que combina perfectamente con los tonos tierra”, explica.

El color verde-gris es capaz de transportarnos a una tranquila mañana de niebla. Demostrando una sencillez inigualable y una versatilidad infinita, puede utilizarse en el salón, el dormitorio e incluso en la cocina, señala Leila.

Tonos tierra

Los tonos tierra son colores que representan la tierra y la búsqueda de raíces. Se trata de tonos como el naranja quemado, el color mostaza y el marrón claro, que tienen la capacidad de aportar alegría al hogar y hacerlo acogedor al mismo tiempo.

Azul

En la categoría de azules, la especialista destaca, fundamentalmente, el azul clásico y el azul marino. Son un símbolo de tranquilidad y armonía.

“Mientras que el azul clásico recuerda al cielo del atardecer y proporciona claridad y nos permite descansar; el azul marino, al ser un tono más llamativo y sofisticado, funciona bien tanto como elemento de realce como de color secundario. Es un color muy versátil y también recuerda al cielo, pero, esta vez, de noche”, dice la experta.

Tonos crema

La atemporalidad de los tonos crema añade un toque de sofisticación y clase, en cualquier espacio. Son una gran opción para quienes no les gusta la extravagancia y prefieren una decoración sencilla pero también acogedora.

Neutros suaves

“Café con leche”, “gris hormigón”, “mármol” y “beige”. Todos ellos son un símbolo de contemporaneidad con un toque de sofisticación. Transmiten la sutileza de la naturaleza y consiguen hacer la habitación más espaciosa.

Monteiro recomienda inspirarse en las sensaciones que transmiten estos colores, recordando que hay que prestar atención a las combinaciones dentro de la casa. Intenta que la combinación de colores, el estilo y los detalles decorativos resulten armónicos.

Con información de: Idealista/News

No está de más leer:

Seis ideas infalibles para decorar baños pequeños

¿Por qué en España colocan CD’s en ventanas y balcones?

Lionel Messi busca un nuevo hogar en París: las opciones que considera

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter