The Icon: Así es el nuevo rascacielos de Barranquilla, el más alto de la ciudad

La construcción contó con una inversión de US$39,4 millones para lograr su altura total de 175 metros.
The Icon, en Barranquilla, será uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad colombiana. Foto: La Paloma Cerámicas

Barranquilla estrenará un rascacielos este próximo viernes 3 de diciembre. La ciudad inaugurará el que ahora es considerado el edificio más alto de toda su historia. Lleva como nombre The Icon, un proyecto de inversionistas españoles.

La empresa española Cerámicas La Paloma se fijó en la capital colombiana con la intención de desarrollar “la más ambiciosa apuesta inmobiliaria” de Colombia en el último quinquenio.

De acuerdo con datos oficiales, está ubicado en Villa Country, cuenta con 42 pisos y 56 apartamentos, desde donde se puede contemplar la ciudad, el mar y el río, con una vista de 360 grados.

El valor de la inversión para el edificio The Icon

The Icon se construyó con un tipo de ladrillo europeo que disminuye la humedad en un 30 %. La ventanería de Tecnoglass y el concreto de Argos, ambas compañías colombianas.

La construcción contó con una inversión de US$39,4 millones para lograr su altura total de 175 metros, que lo convierten en el edificio más alto de la ciudad.

Francisco Antonio Rodríguez, CEO de la compañía, será el anfitrión de la visita al edificio The Icon, junto a Aurelio Vázquez, gerente general del proyecto.

Colombia es una gran plaza para invertir. Es un país que jurídicamente garantiza la confianza en la inversión, y cuenta con unos recursos naturales excepcionales. Además, presenta un gran recorrido y margen de desarrollo. Tiene sin duda muchas cosas por hacer”, dijo Vázquez.

El icónico edificio, además, es una de las sedes alternas para las actividades del encuentro de juristas y servirá de escenario para charlas, conferencias y conversatorios.

Más detalles de la construcción del edificio

Para el edificio fueron usados ladrillos autoventilados caravistas de color blanco y gris, que generan entrantes y salientes para conformar un volumen en la fachada. Por barco llegaron a Colombia, provenientes de España, 380 mil de estos ladrillos que le dieron vida al rascacielos.

“En la fabricación de este tipo de ladrillo se emplean cocciones de 1.400 grados de temperatura, cuando el promedio del ladrillo normal es de 900 grados”, explicó la firma.

Lo anterior le confiere una mejor absorción de entre 3 % y 4 % para resistir el ambiente, lo que le da el carácter de edificio bioclimático, que proporciona ahorro energético y confort térmico. Estos ladrillos cuentan con una garantía de 100 años de calidad.

Con información de: El Tiempo/ La República

No está de más leer:

Panamá y Costa Rica inauguran la Ruta Eléctrica sobre ruedas

Trucos para limpiar el baño en 30 minutos (o menos)

¿En qué país está la casa más aislada y solitaria del mundo?

Suscríbete a nuestro Newsletter