Qué tipo de iluminación debes emplear para cada habitación de la casa

Comprender los fundamentos es simplemente una cuestión de conocer los tres tipos de iluminación: General, de trabajo y ambiental.

Cuando se trata de iluminación, la mayoría de nosotros sabemos lo que nos gusta, pero no todos sabemos por qué. Al fin y al cabo, la iluminación de una habitación es mucho más importante que la estética: Puede influir en la forma de trabajar y descansar en casa.

Comprender los fundamentos es simplemente una cuestión de conocer los tres tipos de iluminación: General, de trabajo y ambiental.

Qué opciones de iluminación tienes en función de la ubicación

La iluminación general se utiliza para hacer brillar una habitación. Puede usarse para la iluminación ambiental, la iluminación de trabajo o la iluminación general. Los electricistas profesionales indican que la cantidad de luz en una habitación viene determinada por el número de lámparas que se enciendan y su ubicación.

Luces superiores

Suelen encontrarse en pasillos, baños y cocinas. El objetivo de este tipo de lámparas es iluminar una zona concreta sin crear sombras o deslumbramientos en las superficies cercanas, como el suelo o la pared de detrás. Puedes aumentar su utilidad instalando reguladores de intensidad para poder controlar la cantidad de luz en cada momento.

Apliques de pared

Estas lámparas proporcionan una iluminación focalizada en zonas específicas como escritorios y armarios donde otras fuentes pueden carecer de brillo debido a su distancia de las ventanas o claraboyas (si las hay). También son buenas para resaltar cuadros u otras piezas decorativas que, de otro modo, podrían pasar desapercibidas entre todos esos rincones oscuros de tu casa.

Lámparas de techo

Como estas lámparas cuelgan por encima del nivel de la cabeza, son ideales para iluminar habitaciones con techos altos, ya que no proyectan demasiadas sombras sobre lo que hay debajo cuando están apagadas, a diferencia de las molestas lámparas de araña que te dijimos que no usaras antes.

Muchas veces ponemos más cantidad de lámparas o aplique que permite nuestra instalación, por lo que siempre es recomendable un buen mantenimiento de la instalación eléctrica para prevenir males mayores.

Tipos de bombillas: ¿Cuál es la iluminación ideal?

Los fluorescentes son probablemente la opción menos cara para la iluminación, pero no son muy eficientes. Requieren grandes cantidades de electricidad para producir luz y pierden más del 50 % de su energía en forma de calor.

Las lámparas de tungsteno duran más que las fluorescentes y no necesitan un balasto, que es un dispositivo electrónico que regula el flujo de corriente a través de una bombilla fluorescente.

Las lámparas halógenas son similares a las de tungsteno: suelen montarse en techos o paredes y se presentan en cabezales lineales, cabezales puntuales (como las lámparas de escritorio), focos (como la iluminación de carril) y bolardos (como las luces de seguridad para exteriores).

Las bombillas de halogenuros generan luz haciendo pasar la electricidad a través del gas que llevan dentro; también se denominan bombillas HID porque utilizan tecnología de descarga de alta intensidad.

Qué son los lúmenes y la temperatura de la luz

Los lúmenes miden la luminosidad de un pie cúbico de espacio. Si tienes una habitación de 8x8x8 sin ventanas ni puertas abiertas y tiene una superficie total de 9,2 metros cuadrados, ¡habrá 800 lúmenes dentro de ese espacio en cualquier momento!

La temperatura del color mide la cantidad de color azul o rojo que hay en las fuentes de luz: Los números más altos significan temperaturas más frías, mientras que los números más bajos significan temperaturas más cálidas (por eso algunas lámparas fluorescentes se parecen a la luz del día, mientras que otras se parecen más a las incandescentes).

El índice de reproducción cromática mide lo bien que se muestran los colores en determinadas condiciones de iluminación: los números más altos significan una mejor reproducción cromática, mientras que los más bajos indican peores resultados.

La distribución de la luz se refiere al lugar exacto dentro de una habitación al que van todos los lúmenes una vez encendidos: algunas zonas pueden recibir una iluminación completa, mientras que otras no reciben nada en absoluto, dependiendo de dónde se encuentren esas zonas en relación con la luz.

La iluminación de ambiente

La iluminación de ambiente es una mezcla de luz suave e indirecta. Este tipo de luz está pensada para ser ambiental, reflejada, rebotada o difusa. La luz directa no entra en esta categoría, ya que se emplea para crear sombras y contraste en tu espacio.

Técnicas de iluminación para crear la atmósfera adecuada

Cuando se trata de originar el ambiente adecuado en tu casa, hay una variedad de técnicas de iluminación que pueden funcionar juntas. No es necesario que te limites a un solo tipo de bombilla o lámpara; de hecho, utilizar una variedad de bombillas y lámparas diferentes puede ser útil para producir distintos ambientes.

Por ejemplo, puedes usar reguladores de intensidad en algunas luces, de modo que pueda establecer el estado de ánimo para diferentes actividades, por ejemplo, cuando lea o se relaje con sus amigos y familiares.

O tal vez te gusten las luces brillantes cuando hagas las tareas domésticas o trabajes en manualidades, para que todo sea visible. Si te parece que esto puede funcionar para ti, pruébalo hoy mismo.

Y recuerda que esa atmósfera idílica que te has creado no debería estropearse por una avería innecesaria que te sorprenda con un gasto extra, por lo que los seguros de electricidad son una de las mejores opciones del mercado para ayudarte a ahorrar.

Con información de: idealista.com

No está de más leer:

11 razones por las que el comercio electrónico se adentra en la construcción

Colombia se prepara para “el túnel más extenso de América Latina” con una APP

Automatizan con robótica el 60 % de la construcción de una vivienda con impresión 3D

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter