Torre Cápsula Nakagin, cuando el prestigio no te salva de una demolición

La Torre enfrenta un momento de incertidumbre pese a su reconocimiento internacional y un lugar prestigioso en la historia de la arquitectura moderna.
La Torre Cápsula Nakagin se construyó en 1972. Foto: Shutterstock

Uno de los ejemplos icónicos de la Arquitectura Metabolista podría estar encaminada a la demolición. Se trata de la Torre Cápsula Nakagin de Kisho Kurokawa.

Según informó Japan Forward, la asociación responsable de su gestión vendió el edificio a principios de año. La demolición de la Torre ha sido intensamente especulada en los últimos años debido al precario estado de la estructura y la incompatibilidad con los estándares sísmicos actuales.

El prestigio de la Torre Cápsula Nakagin

Una propuesta audaz de crecimiento orgánico y extrema flexibilidad, la Torre Nagakin enfrenta un momento de incertidumbre, a pesar de su reconocimiento internacional y un lugar prestigioso en la historia de la arquitectura moderna.

Hasta el momento no se ha hecho ningún anuncio oficial sobre la posible demolición. Sin embargo, el resultado parece inevitable, ya que a lo largo de los años, las iniciativas de preservación no han logrado llevar a cabo acciones concretas contra el envejecimiento de la estructura.

La falta de mantenimiento provocó daños irreversibles en las tuberías de agua y alcantarillado.

También vale la pena señalar que, aunque el proyecto se diseñó específicamente para permitir el reemplazo de las cápsulas, la función no se ha explorado.

Arquitectura y cápsulas

La Torre Cápsula Nakagin se construyó en 1972 y es uno de los primeros proyectos arquitectónicos que se basó ​​en las cápsulas.

Las características y accesorios de la torre se prefabricaron y después se ensamblaron. Foto: Shutterstock

Se concibió a partir de la idea de una arquitectura adaptable, dinámica y en constante cambio, donde los módulos se pueden conectar al núcleo central.

Las cápsulas fueron diseñadas para una audiencia joven que trabaja en el centro de Tokio. Cada unidad de 10 m² contiene lo que se necesita para acomodar a una sola persona. Todas las características y accesorios se prefabricaron y luego ensamblaron.

El Movimiento Metabolista tomó forma en la década de 1960 en Japón, en torno a ideas de entornos urbanos flexibles y transformables. Nociones como el crecimiento orgánico y la no permanencia fueron fundamentales para el movimiento arquitectónico, junto con una afinidad por los avances tecnológicos.

La Torre Cápsula Nakagin se ubica en Tokio, Japón. Foto: Shutterstock

Con información de: Japan Forward

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Sky Pool, la primera piscina acristalada suspendida entre dos edificios

Guía de cómo decorar los espacios de una casa con plantas

El uso de la firma electrónica se extiende en el sector inmobiliario

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter