Tren Maya detona ‘boom’ inmobiliario en el sureste de México

En terrenos antes vacíos y arenosos, de pronto se comenzaron a levantar edificios enteros. En lugar de paisajes llanos ahora se ven ciudades pequeñas ante un anuncio: en el sureste de México se construirá el Tren Maya, una de las obras de infraestructura más grandes construidas en el país.

El mensaje, acompañado de noticias de más proyectos en la región, puso la atención de inversionistas, desarrolladoras y consumidores en estados como Quintana Roo, Yucatán, Tabasco y Veracruz. La construcción de obras de este tipo, suelen suponer crecimiento económico cuando el trabajo concluye.

Antes de la pandemia, en 2019 la oferta de viviendas incrementó 282%, cuando se registraron casi 6 mil anuncios de inmuebles a la venta, según el portal Propiedades.com. Durante 2020, el mercado se ralentizó, principalmente por la suspensión del trabajo en campo, pero no se detuvo.

La situación era muy optimista viéndolo hacia atrás. En el momento actual, muchos sufren el tema de que aquellas inversiones realizadas tendrían que estar operando”, dice Juan Ramón Abascal, presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios en Quintana Roo.

Aun así, nota que el interés en los estados beneficiados continúa. Estima que este año, debido a las obras de infraestructura, el desarrollo de proyectos inmobiliarios ha crecido 20% debido a la construcción de estos proyectos.

Asimismo se espera que este 2021, con mayor certidumbre y continuidad de las obras, la industria se recupere.

En Tabasco, se ha apostado por construir vivienda vertical y horizontal de todos los sectores para las personas que trabajarán en una nueva refinería. En el municipio Isla Mujeres, en Quintana Roo, el gobierno, a través del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU), desarrolla 10 mil de 28 mil habitaciones.

Uso mixto y oficinas

En Mérida, también se ha visto un gran auge en la construcción de usos mixtos y oficinas, principalmente, en donde se detonó la inversión de US$503.2 millones. Sky Work y Aqua Avenue son proyectos que se desarrollan en el norte de la ciudad, en donde se concentra el 84% del inventario clase A y B.

En toda la región, en la oferta los segmentos de interés medio y residencial ocupan 39% y 29%, respectivamente, mientras que el 14%, el prémium 4% y el residencial plus 13%, indican desde Lamudi.

La demanda también se incrementó, pues la posibilidad de trabajar a distancia y las nuevas ofertas de empleo que estarán disponibles en el país llaman la atención de personas con intención de compra. Su interés creció entre 2% y 5%, indica la plataforma de venta de inmuebles.

Leído en: obras.expansion.mx

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Vistares llega a zona 12 con dos torres de apartamentos

 

Suscríbete a nuestro Newsletter