Trucos para crear espacios amplios y llenos de luz en casa

El empleo de espejos es un truco clave para agrandar el espacio porque son capaces de rebotar la luz y lograr nuevos reflejos del sol.
Para tener una estancia bien iluminada lo mejor es no colocar muebles en las zonas de entrada de luz. Pexels

Sin importar el tamaño de la casa, uno de los factores más importantes para que resulte un espacio agradable es la entrada de luz. Una habitación oscura y mal iluminada influye en el estado de ánimo y no incita a querer pasar tiempo en casa.

Las fuentes de luz son uno de los aspectos más eficaces para aportar un buen aspecto a un salón o dormitorio y es crucial sacarles el máximo provecho. Es por ello que te traemos una serie de consejos de la mano de Vía Célere para crear espacios más luminosos en el hogar.

Tener una buena distribución

Para tener una estancia bien iluminada procura no colocar muebles en las zonas de entrada de luz. Apuesta también por espacios abiertos, ubicando en un mismo espacio el salón, la cocina y el comedor. De esta forma, favorecemos la distribución homogénea de la luz natural.

Usa colores claros

El blanco es siempre una opción segura, ya que refleja hasta el 96 % de la luz y aporta ligereza y serenidad al ambiente. No obstante, existen otras tonalidades luminosas que pueden ser idóneas para el hogar, como el verde oliva, el azul claro, el gris o el color crema.

habitación Ikea
Ikea

Acristalar las paredes y puertas

Los cerramientos transparentes en el interior de los domicilios son una tendencia en auge con la que conseguimos mayor luz y amplitud visual en casa. Sin embargo, es importante acudir a un especialista para comprobar que efectivamente la pared se puede sustituir por una de cristal, puesto que no siempre es posible.

Instalar tubos solares

En el caso de vivir en un chalet o un ático puedes usar este sistema de iluminación natural que recoge la luz del sol desde el tejado y la introduce en la vivienda a través de unos tubos reflectantes que iluminan la estancia de forma homogénea.

Incluir espejos

El empleo de espejos es un truco clave para agrandar el espacio porque son capaces de rebotar la luz y lograr nuevos reflejos del sol. Se pueden colocar frente a una ventana, a la altura de los ojos y acorde al tamaño de la habitación, para duplicar la cantidad de luz que penetra en el hogar y dar la sensación de que el espacio es el doble de grande.

salón Ikea
Ikea

Escoger cortinas translúcidas

El tejido de las cortinas de casa es otro factor que no debemos pasar por alto. Ahora que llega el buen tiempo y no hay que protegerse tanto de la entrada de frío, aprovecha para cambiar las cortinas por unas más ligeras.

Las telas finas que permiten el paso de luz ayudan a mantener la estancia iluminada sin renunciar a la privacidad, además son fáciles de recoger cuando quieres abrir las ventanas y no ocupan mucho espacio. También es aconsejable usar cortinas que estén sujetas al techo para crear un efecto de ventana más grande.

salón Ikea
Ikea

Acertar con la luz artificial

El diseño de lámparas y bombillas ha avanzado mucho, generando una gran variedad de opciones en el mercado actual. Si decides optar por bombillas algo más sofisticadas puedes aportar un toque de estilo a la estancia, y al no tener pantalla originan una iluminación general muy difusa, sin haces de luz ni grandes zonas de sombra.

Leído en: idealista.com

No está de más leer:

PolyBloc, un edificio prefabricado verde que se construye como ladrillos de Lego

¿Por qué es importante contar con un diseñador de interiores al iniciar tu proyecto?

One & Only Papagayo, el primer hotel de 7 estrellas de Costa Rica

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Suscríbete a nuestro Newsletter