Los trucos que te ayudarán a ser el mejor candidato a un piso en renta

La impresión que se causa al arrendador en la primera visita al inmueble es importante para contar con su aprobación futura.
Prestar atención a la vivienda sin llegar a ser riguroso y transmitir confianza al propietario son puntos a favor del candidato. Ilustración: Mohamed Hassan / Pixabay

Buscar una casa en alquiler tiene sus dificultades, no solo es encontrar una vivienda que se ajuste a nuestras necesidades, sino también, una vez encontrada, se requiere un esfuerzo para convertirse en el candidato a inquilino “perfecto”.

La disparidad entre la oferta y la demanda convierte la búsqueda de alquiler en una ardua tarea en la que influyen tanto la rapidez en contactar y concertar una visita, así como las aptitudes y actitudes que se demuestran al propietario.

Aunque la actual crisis aumentó la oferta de inmuebles en alquiler, acceder a una vivienda arrendada es aún complicado. Más, cuando se tratan de zonas o ciudades en las que los anuncios más interesantes no duran publicados más de 48 horas.

Hacer una llamada al propietario puedes tener mejores resultados que llenar un formulario. Ilustración: Mohamed Hassan / Pixabay

Por esta razón, cuando se busca casa en alquiler es importante realizar esta búsqueda de manera activa. Eso significa consultar diariamente, y si es posible más de una vez al día, las ofertas de los diferentes portales, sin esperar el aviso de una alerta.

Para hacer más fácil esta búsqueda, además de aplicar filtros con las características que se esperan de la vivienda, es posible ordenar los resultados comenzando por los anuncios más recientes. La idea es tener una visión de las últimas novedades en oferta.

Para contactar lo antes posible con el anunciante, es preferible optar por la vía telefónica, ya que puede llevar más tiempo atender solicitudes realizadas mediante formulario. También es posible que cuando esto ocurra otros candidatos ya hayan concertado una visita al inmueble.

La visita, lo antes posible

De hecho, dada la abundancia de la demanda, lo habitual es que los anunciantes no atiendan el teléfono o a los formularios de contacto cuando ya cuentan con un número determinado de candidatos.

Del mismo modo, lo más común es que ni siquiera lleguen a concertar visitas con todas las personas que logran contactar. Los primeros candidatos que visitan el inmueble son los que tienen más probabilidades en la elección del inquilino.

Por ello, además de contactar con el anunciante con rapidez, es recomendable intentar concertar una visita al inmueble lo antes posible.

Cuanto más se aproxime el perfil del candidato al inquilino que busca el propietario, más probabilidades habrá de completar la selección con éxito. Ilustración: Mohamed Hassan / Pixabay

Lógicamente, el orden de llegada no es el único factor que determina la elección del propietario de la casa, ni el más importante, pero es un filtro. Es necesario pasarlo, y en muchas ocasiones el más complicado de superar.

Solvencia y buena impresión

La impresión que se causa al arrendador en la primera visita al inmueble es sumamente importante para contar con su aprobación. Demostrar educación, sentido común, interesarse y prestar atención a la vivienda sin llegar a ser riguroso y transmitir confianza al propietario son puntos a favor del candidato.

Cuanto más se aproxime el perfil del candidato al inquilino que busca el propietario, más probabilidades habrá de completar la selección con éxito.

En este sentido, si el propietario busca, por ejemplo, inquilinos de larga duración, habrá muchas más opciones si esa idea del arrendador se corresponde con lo que busca el candidato, y así se lo traslada.

La primera visita a la casa debe servir también al posible inquilino para hacer ver al casero que se dispone de una situación laboral estable y de solvencia económica, sin caer en la autocomplacencia. Evidentemente, esta solvencia y estabilidad habrá que demostrarla con documentación que lo acredite.

Es aconsejable aportar en la misma visita documentos que justifiquen que se cuenta con un trabajo estable e ingresos suficientes. Por ejemplo, constancia de trabajo, las tres últimas nóminas y referencias de caseros anteriores.

Puede suceder que el propietario solicite al candidato que le remita esta documentación por correo electrónico. En este caso, como en los anteriores, la rapidez es un plus a favor del futuro inquilino.

La solvencia y estabilidad económica que se hizo ver al propietario habrá que acreditarla con documentación. Ilustración: Mohamed Hassan / Pixabay

Pago por adelantado y redes sociales

Si se dispone de capacidad económica suficiente, una opción es ofrecerle al casero el pago por adelantado de una parte del alquiler. Algunos propietarios valoran muy positivamente esta alternativa. En algunos casos es un factor determinante en su elección de inquilino.

Es habitual que los propietarios busquen en internet información acerca de los candidatos, y las redes sociales son una fuente relevante en este sentido.

Dar una buena sensación en ellas y asegurarse de que no existen publicaciones contradictorias a la buena impresión que se pretende dar es también importante.

Con información de: Burgos Conecta

También puedes leer en República Inmobiliaria:

El sector inmobiliario de Panamá muestra signos de recuperación

Consejos para no cometer errores en tu próximo alquiler

Los electrodomésticos que más podrían consumir energía en casa

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter