El legado Vittorio Gregotti, el arquitecto que falleció por coronavirus
17 marzo, 2020
Coronavirus: ¿Cómo no exponerse si quieres vender una casa?
17 marzo, 2020

La realidad de vender una vivienda en la era del coronavirus

inmobiliaria_admin

Bienvenido a la realidad de vender una vivienda en la era del avance del coronavirus. Abundan las ansiedades, no solo por contraer el COVID-19, sino también porque afloran los factores que podrían hundir el mercado inmobiliario.

En el caso de EE. UU., el portal realtor.com, publicó un artículo sobre lo que significa vender una propiedad en un momento donde “coronavirus” es posiblemente la palabra más mencionada en la Internet y redes sociales.

El artículo señala que no sólo hay nerviosismo por contraer la pandemia, también está la volatilidad del mercado de valores, la economía inestable y los temores generales de una próxima recesión, que podría afectar la industria de bienes raíces.

El coronavirus ha significado un nuevo reto para la venta de propiedades en EE. UU.

Reto para los agentes inmobiliarios

Si bien el estado de Washington puede ser la zona cero del coronavirus, con los primeros casos conocidos y algunos de los niveles más altos de infección en los EE. UU., los agentes inmobiliarios han notado el pánico en todo el país. Lo anterior, ha significado una disminución en el número de compradores y vendedores de vivienda dispuestos a mezclarse y hacer un trato.

“El coronavirus está provocando que menos compradores de viviendas busquen en el mercado, y algunos listados se retrasan”, dice Lawrence Yun , economista jefe de la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces.

“En la última encuesta instantánea, el 11% de los agentes de Bienes Raíces indicó la reducción en el tráfico de compradores y el 7% informan un menor tráfico de vendedores cuando se les pregunta sobre el impacto del coronavirus en el mercado. El coronavirus trae miedo al contacto con extraños”, agrega Yun.

Lo irónico de la situación llega en un momento en que comprar una casa es más asequible que nunca. La semana pasada, Freddie Mac (Corporación Federal de Préstamos Hipotecarios) informó que las tasas de interés alcanzaron un mínimo de casi 50 años.

“La caída dramática en las tasas de interés puede inducir a algunos compradores potenciales a aprovechar las mejores condiciones de accesibilidad, pero es demasiado pronto para evaluar si las tasas de interés más bajas pueden superar las ansiedades económicas y de salud”, dice Yun.

No obstante, continúa, “al menos en el corto plazo, las ventas de viviendas se reducirán en alrededor del 10%, en comparación con lo que habría sido el caso, debido a la propagación del coronavirus“.

El mercado inmobiliario de Seattle: ¿un presagio?

El mercado inmobiliario de Shanghái por ejemplo ha sido muy afectado por el brote de coronavirus.

En cuanto a lo que podría suceder a continuación, muchos buscan pistas en el mercado inmobiliario de Washington. Los niveles de exposición al virus y la caída de las carteras de valores, son puntos que los expertos observan de cerca.

“Cada vez que las acciones locales como Amazon y Microsoft experimentan una caída del 15%, esa es una gran cantidad de riqueza percibida que se ha sacado del mercado“, dice Nick Glant, corredor fundador de Compass en Washington. 

“Dicho esto, algunos compradores e inversores están considerando la vivienda como una clase de activos más segura que las acciones dada la reciente volatilidad”, comenta.

La mayor preocupación de Glant es si el virus obliga a ciertas áreas de Washington a cerrarse. “Lo único que vería como un perjuicio para vender de manera significativa sería una situación de cuarentena a mayor escala“, dice.

El nerviosismo por el coronavirus

Mientras tanto, los compradores de viviendas en otras áreas afectadas por COVID-19 (como California y Nueva York) también se sienten nerviosos.

“Las preocupaciones acaban de comenzar la semana pasada”, dice Janine Acquafredda , una corredora de House n Key Reality en Brooklyn, NY, quien señala que los propietarios no han expresado preocupación por las exhibiciones. 

“Los vendedores todavía están en la lista sin restricciones. Pero tengo compradores y vendedores reacios a asistir a los cierres si se trata de tomar el metro”, narra la corredora para ejemplificar lo que se vive en EE. UU.

* Con información de: realtor.com

También puedes leer en República Inmobiliaria: