Ventas de vivienda existente en EE. UU. alcanzan nivel más alto desde 2006

Las ventas de viviendas existentes aumentaron en 2020 al nivel más alto desde 2006, ya que las tasas de interés ultrabajas y el teletrabajo durante la pandemia, aumentaron la demanda de compra de vivienda.

Las ventas de viviendas existentes aumentaron un 0,7% en diciembre frente a noviembre a una tasa anual ajustada de US$6,7 millones, señaló la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios. Por su parte, las ventas de diciembre marcaron un aumento del 22% respecto al año anterior.

El covid-19 transformó el mercado de la vivienda en 2020, ya que las ventas de viviendas se desplomaron en la primavera debido a las restricciones, y luego se recuperaron en el verano y el otoño.

En un punto brillante para la economía estadounidense, se espera que la fuerte demanda continúe en 2021, impulsando más construcción de viviendas, ventas de muebles y artículos para el hogar.

«Los propietarios de viviendas están sonriendo, porque están viendo aumentos de precios», dijo Lawrence Yun, economista jefe de NAR. «Es solo la falta de inventario lo que está frenando aún más las ventas de viviendas».

Tasas de interés ultrabajas y el trabajo remoto aumentaron la demanda de compra de vivienda, lo suficientes como para superar las ventas registradas en 2006. 

Menos riesgo que 2006

Los economistas encuestados por The Wall Street Journal esperaban una caída mensual del 2% en las ventas de viviendas existentes, que constituyen la mayor parte del mercado inmobiliario.

Los economistas dicen que el mercado de la vivienda actual es menos riesgoso que durante el último auge en 2006. Los estándares de préstamos hipotecarios son más estrictos y la oferta de viviendas en el mercado es menor en relación con la demanda.

Muchos propietarios que enfrentan dificultades financieras también pueden aprovechar las políticas actuales que les permiten omitir los pagos mensuales y recuperarlos más tarde.

El mercado de la vivienda estaba preparado para un año sólido a principios de 2020, ya que las tasas de interés cayeron y la gran generación millennial continuó envejeciendo en sus mejores años de compra de viviendas.

Las tasas hipotecarias han seguido disminuyendo desde entonces. Esta semana, la tasa promedio de una hipoteca de tasa fija a 30 años fue del 2,77%, por debajo del 3,6% del año anterior, dijo Freddie Mac.

«El factor realmente importante ha sido el nivel récord de tasas hipotecarias, que realmente mejoró la asequibilidad para los compradores de viviendas», dijo Frank Nothaft, economista jefe del proveedor de datos sobre viviendas CoreLogic Inc.

Vendedores cautelosos

Si bien la demanda aumentó, los vendedores siguen siendo cautelosos a la hora de poner sus casas en venta, en parte debido a las preocupaciones sobre la transmisión del virus, dicen los agentes inmobiliarios.

Había 1,07 millones de viviendas a la venta a fines de diciembre, un 16,4% menos que en noviembre y un 23% menos que en diciembre de 2019, según NAR. Al ritmo de ventas actual, había una oferta de viviendas en el mercado de 1,9 meses a finales de diciembre, un mínimo histórico.

En Charlotte, Carolina del Norte, la demanda es sólida por parte de los compradores que se mudan de otros estados en busca de un costo de vida más barato, dijo Wendy Dickinson de Coldwell Banker.

“La cantidad de viviendas que tenemos [en el mercado] bajó significativamente”, dijo. «Cuando las casas llegan al mercado aquí, es muy, muy típico que realicen múltiples ofertas de inmediato».

La escasez generalizada de viviendas en venta provocó competencia entre compradores y elevó los precios.

El precio medio de las casas existentes aumentó un 12,9% en diciembre respecto al año anterior a US$309 mil 800, dijo NAR. Para el año en general, el precio medio aumentó un 9% a US$296 mil 500.

Adiós al alquiler

Brittany y Spencer McCreary, ambos de 29 años, compraron su primera casa, en York, Pensilvania, en diciembre, después de mudarse de los suburbios de Chicago en septiembre.

Siempre habían planeado volver a York, donde crecieron, pero lo hicieron antes de lo esperado debido a la nueva flexibilidad para trabajar de forma remota, señaló Spencer.

«Creo que se debe totalmente a la pandemia» explicó sobre su «adiós al alquiler«. “Nos alegra que no estemos alquilando más. Siempre quisimos comprar”, expresó.

Las ventas de viviendas existentes aumentaron más mes a mes en el noreste, con un 4,5%, y en el sur, con un 1,1%.

Las ventas de viviendas fueron especialmente fuertes en el extremo superior del mercado, con un aumento del 94% en el número de ventas de viviendas con un precio de más de US$1 millón en diciembre en comparación con el año anterior, según NAR.

Las casas generalmente se contratan uno o dos meses antes de que se cierre el contrato, por lo que las cifras de diciembre reflejan en gran medida las decisiones de compra tomadas en noviembre u octubre.

Las ventas de viviendas nuevas también aumentaron en los últimos meses. La construcción de viviendas en EE. UU. subió un 5,8% en diciembre desde noviembre hasta la tasa anual ajustada estacionalmente, la más alta desde 2006, dijo el Departamento de Comercio.

Fuente: The Wall Street Journal©, uso exclusivo para República Inmobiliaria.

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Invertirán US$5 millones en centros de distribución y logística

Suscríbete a nuestro Newsletter