México construirá viviendas hechas de rieles y durmientes del viejo ferrocarril

Algunas viviendas ya se entregaron y el total final se contemplan para el primer semestre de 2022.
Trabajadores construyen viviendas sustentables el 26 de noviembre de 2021, en el municipio de Palenque en Chiapas, México. Foto: EFE/Manuel López

Unas 400 viviendas fabricadas con innovadora arquitectura bioclimática que recicla viejos rieles y durmientes de ferrocarriles se entregarán en 2022 a familias que habitaban sobre el derecho de vía en el sur-sureste mexicano donde se construye el Tren Maya.

La vivienda prototipo, con una durabilidad estimada de 100 años, la presentaron funcionarios del Fondo de Fomento al Turismo (Fonatur) de México. El proyecto estará a cargo de un equipo de arquitectos de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Con modernas prácticas y tecnologías estructurales, los especialistas reciclan, diseñan y realizan pruebas del innovador método constructivo que incluye adecuación cultural y elementos de sustentabilidad.

Unas 400 viviendas fabricadas con rieles y durmientes reciclados se entregarán a familias mexicanas en 2022. Foto: EFE/Manuel López

Para la directora de Desarrollo Urbano del Tren Maya, Carina Arvizu, la aportación de viviendas es la oportunidad de saldar una deuda histórica con cientos de familias humildes que durante décadas vivieron sin certeza jurídica patrimonial al pie de las vías.

En la primera fase proyectada se reubicarán 350 familias correspondientes al Tramo I y II de las obras de construcción del Tren Maya que se desarrollan en los estados de Chiapas, Campeche, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo.

La funcionaria manifestó que algunas viviendas ya se entregaron, otras se entregarán en las siguientes semanas, mientras que el total final se contemplan para el primer semestre de 2022.

La Comisión Nacional de Vivienda está a cargo de la construcción de las casas con un costo estimado de US$34.350. Mientras que el Instituto Nacional del Suelo Sustentable será quien les otorgue certeza jurídica.

Diferentes diseños

El director de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, Juan Ignacio del Cueto, señaló que existen 400 casas con diferentes tipos de diseños que responden a diversas características propias de cada región donde se levantaron rieles y durmientes del viejo ferrocarril.

“Lo que hay disponibles son 400.000 toneladas de rieles y 300.000 toneladas de durmientes de concreto. Cada vivienda lleva 16 toneladas y alcanzan para miles, para muchísimas”, indicó.

Las propuestas incorporan elementos de la arquitectura de la región, como pórticos exteriores y techos inclinados.

Por medio de talleres de diseño y entrevistas con las familias, el resultado final considera dos habitaciones, un baño completo, cocina, comedor, estancia, pórtico exterior y un lugar de estacionamiento.

Las familias que recibirán las viviendas habitan sobre el derecho de vía donde se construye en el Tren Maya. Foto: EFE/Manuel López

Una parte fundamental es la inclusión social, por ello las casas cuentan con elementos de diseño universal con accesibilidad para que todas las personas puedan usarlo sin importar edad o alguna discapacidad.

Además, cada vivienda tendrá alrededor de 80 m² de construcción y 200 m² de terreno. Estos prototipos se piensan para las localidades de Tenosique y Pénjamo (Tabasco) y Candelaria y Escárcega (Campeche).

En los estados de Chiapas, Tabasco y Campeche, se construirán unas 350 viviendas en los siguientes meses.

De estas, alrededor de 250 se edifican utilizando este innovador sistema constructivo, para el cual se diseñaron dos prototipos de vivienda.

Sobre el Tren Maya

El Tren Maya, que debería estar listo para finales de 2023. Se trata de un proyecto prioritario para el gobierno de México con una inversión de alrededor de US$9.300 millones.

Se planea construir cerca de 1.554 kilómetros en los cincos estados del sureste: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

A finales de octubre, se informó que el costo de la obra había crecido en unos US$2.800 millones, hasta llegar a los US$9.300 millones, debido al aumento de tramos de doble vía, su electrificación y a un mayor número de estaciones.

No está de más leer:

Explorando el futuro en el mercado del iBuying: compras de casa mediante un algoritmo

Barcelona y Bruselas conectan su arquitectura en una exposición multimedia

Oasiz Madrid: megacentro comercial con playa, ‘coworking’ y un teatro al aire libre

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Suscríbete a nuestro Newsletter